Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

CINCO VILLAS

Las máquinas para recuperar el monte de Tauste llegan con seis meses de retraso

Los trabajos en la zona arrasada por el incendio de San Gregorio, previstos para la pasada primavera, por fin han comenzado.

Los trabajos para recuperar la zona arrasada en el incendio del campo de maniobras de San Gregorio, ocurrido en el verano de 2009, han comenzado recientemente tras seis meses de espera. Ha sido un largo periodo en el que no han faltado las críticas políticas y de los vecinos por el retraso. Ahora, se prevé que en los próximos días se complete el equipo humano involucrado en el proyecto.

Hace poco ya se empezaron a realizar labores de triturado y retirada de la madera quemada. En este aspecto se va a poner el mayor esfuerzo para eliminar los residuos y el impacto visual de los árboles calcinados. Máquinas desbrozadoras, 'bulldozer' y retroexcavadoras se encuentran en una zona que presenta dificultades especiales debido a las grandes pendientes y desniveles del terreno.

La empresa pública Tragsa se encarga del desarrollo del proyecto, ejecutado bajo la dirección técnica del Gobierno de Aragón. Supondrá una inversión de 1,2 millones de euros procedentes de las arcas del Ministerio de Medio Ambiente. Además de retirar la madera quemada, está previsto llevar a cabo trabajos de prevención de incendios y se reservarán 300.000 euros para la aplicación de medidas para favorecer la biodiversidad en la zona afectada por el fuego.

La iniciativa incluirá la reconstrucción del refugio de El Jabalí, situado junto a las instalaciones del parque eólico y que es muy utilizado por pastores y cazadores que frecuentan la zona. Corregir los efectos de las llamas que acabaron con la cubierta costará casi 11.000 euros.

Para el alcalde de Tauste, José Luis Pola (PSOE), "el inicio de los trabajos después del tiempo de espera es una buena noticia". El primer edil consideró que el proyecto debe incidir necesariamente en la prevención y establecer zonas de cortafuegos tanto fuera del campo de maniobras como dentro para evitar la expansión de los incendios que se puedan producir en el futuro. "La zona ha de quedar preparada para poder contener el fuego", enfatizó.

A juicio de Pola, es importante que "los protocolos de extinción funcionen y con ellos la coordinación entre las fuerzas civiles y militares, lo que en el incendio de agosto de 2009 no ocurrió".

Veintiséis anualidades

El Ministerio de Defensa presentó el pasado mes de marzo en Zaragoza el programa para restaurar las 7.220 hectáreas arrasadas por el fuego. La directora general de Infraestructura de Defensa, Mónica Melle, aseguró entonces que la actuación comenzaría en primavera y que se establecería un calendario de anualidades hasta 2035, lo que suscitó polémica. A partir de 2011 la inversión anual prevista es de 170.000 euros. Recuperar la zona interior del campo militar supondrá otros 5 millones de euros, aunque la exterior se considera prioritaria.

El Ministerio de Defensa aún no ha dado respuesta a la solicitud planteada por el Ayuntamiento taustano de permitir el pastoreo controlado en la zona de seguridad del campo militar. Se trata de una petición histórica desde la expropiación de las 1.500 hectáreas del Monte Comunal de Tauste. La última vez que el Consistorio, sin éxito, hizo este planteamiento fue en 2001.

"Ya en marzo pedimos a Defensa que se estableciera un acuerdo para que el área de seguridad se pueda aprovechar para el pastoreo como método de control de la vegetación. No ha habido respuesta negativa desde el Ministerio, de manera que preparamos una propuesta concreta para determinar una zona con el control exhaustivo de los ganados que accedieran. Además del aprovechamiento ganadero tendríamos una intervención de limpieza y prevención más barata que cualquier otra", insistió el alcalde.

En todos estos meses, la plataforma Súmate por los Montes de Tauste ha organizado varias iniciativas ciudadanas para plantar árboles y denunciar lo ocurrido.

Etiquetas