Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

QUEJA CIUDADANA

Recogida de firmas para acabar con los barracones en un colegio de Casetas

Los niños de primero de Infantil del centro Ricardo Mur estudian en aulas prefabricadas desde hace veinticinco años. Llevan más de quince días sin baños por una avería.

El colegio Ricardo Mur y los barracones donde estudian los niños de Infantil.
Recogida de firmas para acabar con los barracones en un colegio de Casetas
OLIVER DUCH

Los alumnos de tres años del colegio Ricardo Mur de Casetas estudian en aulas prefabricadas de más de 25 años. En algunos casos, padres e hijos de este barrio zaragozano han recibido clase en las mismas instalaciones. Pero el tiempo pasa, y las condiciones de estos barracones no mejoran de unas generaciones a otras.

Y la situación todavía ha empeorado en las últimas semanas. Una avería ha obligado a cerrar los aseos de estas aulas prefabricadas y los niños de primero de infantil de este centro educativo tienen que hacer a diario una pequeña excursión para poder ir al lavabo. Aunque la reparación se prevé próxima, durante las vacaciones de Navidad, mientras tanto recorren el patio, sin olvidarse el abrigo, entran al edificio principal y comparten los baños con los niños mayores del centro.

Por este motivo, desde hace unas semanas, algunos padres y madres recogen firmas para la construcción de un nuevo edificio en el que ubicar a los niños de infantil. "Hace dos años otro grupo de padres también lo intentó, ahora lo hacemos nosotros, y esperamos que, con las mamás que lo intenten en el futuro, al final, se consiga", explica Yolanda Tapia, una de las madres.

No solo recogen firmas porque se hayan estropeado los baños. "No hay que olvidar que son barracones viejos, hay humedad en las paredes y pueden surgir problemas nuevos", afirma Ana Arroyo, otra madre afectada.

Humedad en las paredes

Sin embargo, el alcalde de Casetas, Roberto Polo, afirma que, en los barracones, no hay riesgo para los niños, aunque la clausura temporal de los baños sí conlleva "cierta incomodidad para alumnos y profesores". El edil explica que la avería "se debe a una arqueta mal sellada por la que se ha colado la humedad" y cuya mayor consecuencia ha sido "el deterioro de una de las vigas que soporta las aulas prefabricadas, y que hay que cambiar".

Estos barracones, aunque están climatizados, no cuentan con las medidas de seguridad que desean algunos padres para sus hijos. "¿Quién me dice a mí que la humedad no puede pasar al suelo de las aulas, donde los niños juegan y saltan sin parar?", afirma preocupado Jesús Ángel Soria, padre de uno de los pequeños.

Además, la avería, explica María Lahuerta, una de las organizadoras de la recogida de firmas, "obliga a los niños a tener que abrigarse, a recorrer el patio y a usar unos baños que no están adecuados a su edad". El mayor inconveniente, cuentan, es que muchos menores no llegan a tiempo al baño. "El otro día, mi niño se hizo pis encima porque, aunque lo pidió a la profesora, no le dio tiempo a llegar al otro edificio", narra otra de las madres.

Y aunque recalcan la rápida actuación del colegio y la DGA ante el problema surgido, creen que es necesaria una mayor actuación. "No tenemos quejas de la respuesta del colegio o de la DGA ante este problema, vinieron aparejadores y técnicos para ver la rotura. El colegio ha seguido los procedimientos adecuados, pero reparar la viga no es la solución", asegura Marimar Blázquez, otra de las mamás. Lo cierto es que esperan la construcción del edificio desde hace dos años. "La dirección del centro nos dice que los terrenos están cedidos a la DGA pero no construyen", dice Blázquez.

Sin embargo, fuentes del Departamento de Educación del Gobierno de Aragón explican que los terrenos no están cedidos todavía. Según detallan, el alcalde de Casetas envió un documento al inspector del colegio Ricardo Mur en el que le informaba de la existencia de un terreno municipal próximo al colegio, pero la entrega no se ha producido. El alcalde de Casetas afirma que el Ayuntamiento ofreció hace dos años al centro educativo los terrenos pero, añade: "Esto no supone que el terreno esté cedido sino que el Ayuntamiento lo ofrece y ahora tiene que esperar la respuesta de Educación". Por su parte, la dirección del centro remitió al Departamento de Educación para cualquier declaración

Por el momento, y hasta que las cosas se aclaren, los niños continuarán utilizando los aseos del edificio principal, al menos, hasta que los Reyes Magos les traigan unos nuevos baños estas navidades.

Etiquetas