Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

PRESUPUESTOS

La DPZ recuerda al Gobierno aragonés que debe mantener el fondo para gasto municipal

Los grupos piden que no reduzca la financiación incondicionada. El pleno aprueba los presupuestos de 2011 con la abstención del PP.

Los grupos con representación en la Diputación Provincial coincidieron ayer en que el Gobierno de Aragón no debe olvidar la necesidad de sufragar el gasto corriente de los municipios dada la situación de precariedad económica que envuelve a los ayuntamientos. En el pleno ordinario, donde se aprobaron los presupuestos para 2011, lamentaron la previsible reducción de la DGA en esa materia, si bien el tono de los reproches varió en función del color político.

El debate sobre las cuentas, celebrado en un ambiente relajado, con guiños y comentarios irónicos entre el presidente, el socialista Javier Lambán, y el popular Luis María Beamonte, se centró casi en exclusiva en la partida especial por la que la DPZ destinará 8 millones de euros a repartir entre todas las localidades con el objetivo de que los consistorios hagan frente a sus gastos esenciales. Lambán insistió en que la institución "jamás tendría que dedicar sus recursos a la financiación local incondicionada", si bien lo hace ante la "aportación insuficiente" de la administración autonómica y la central.

Beamonte alabó, con matices, el denominado Plan Provincial de Concertación Económica Municipal. Indicó que el PP ya solicitió una medida similar años atrás, topándose con un tripartito (PSOE, PAR y CHA) que no lo veía conveniente. "Nos hace caso, pero tarde, señor Lambán", enfatizó el alcalde de Tarazona. Beamonte confió en que la aportación de la DPZ no sea una "excusa para que el Gobierno de Aragón no aplique el fondo incondicionado" y pidió al presidente que no sea "un cómplice". El dirigente socialista respondió que "en absoluto tratan de compensar el recorte del fondo autonómico". Lambán se quejó de que "para su disgusto" la DGA no ha incrementado esa ayuda desde 2000, la bajó en 2010 y, salvo sorpresa, la reducirá "de manera drástica" en 2011.

Preguntadas por la postura de la DPZ, fuentes del Departamento de Economía del Gobierno aragonés se limitaron a repetir que el consejero Alberto Larraz planteó recientemente la colaboración entre administraciones para lanzar un fondo del gasto corriente.

En el pleno, Beamonte también solicitó al equipo de gobierno que la institución no se endeude 8 millones para "verbenas y fuegos artificiales" en las localidades zaragozanas. Reclamó que no haya manga ancha a la hora de distribuir el dinero y en su utilización. Por su parte, Lambán dijo que no duda del sentido común de los ediles.

La oposición criticó que la Diputación vaya a aumentar su deuda en 12,9 millones el próximo ejercicio cuando un esfuerzo en la contención del gasto habría sido suficiente para reducir esa cantidad. Lambán, una vez más, destacó la salud financiera de la institución, con una deuda total de 62 millones a finales de 2011. Por último, Beamonte exigió que se replantee la política de subvenciones a según qué colectivos, y el presidente señaló que contemplan esa reflexión.

Los presupuestos, de 186,4 millones (un 12,87% menos que en 2009), salieron adelante con el 'sí' del PSOE, PAR y CHA y la abstención del PP. En la sesión se acordó dar 15.000 euros a Cruz Roja para luchar contra el cólera en Haití y, con una enmienda del PP, se aprobó una moción de Chunta para exigir respeto para los saharauis.

Etiquetas