Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

PRESUPUESTOS MUNICIPALES

PSOE y CHA confían en alcanzar un acuerdo

Las negociaciones se centran en las partidas sociales y en cómo se solucionará el conflicto por los grandes proyectos.

El PSOE, que gobierna en minoría con el PAR, ya tiene casi listo su acuerdo con CHA para desatascar los presupuestos de 2011. Ayer se retomaron las conversaciones entre los dos partidos y, aunque no se produjo el cierre definitivo, fuentes de las dos formaciones políticas consideraron que las negociaciones van por buen camino y que antes de que acabe la semana puede haber un acuerdo. El mantenimiento de las partidas sociales, así como la solución que se dé al conflictivo asunto de los fondos para grandes proyectos, está centrando el encaje definitivo de unos presupuestos municipales que serán restrictivos, con un recorte que oscilará entre el 7% y el 8%.

Pese a que el pacto se da por hecho en círculos municipales, el portavoz de CHA, Juan Martín, quiso dar un margen a la negociación y apurarla hasta el último minuto. Explicó que aún falta documentación por analizar y dudó de que pueda haber un acuerdo hoy, cuando expira el plazo dado por el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, para cerrar las conversaciones. En cualquier caso, Martín explicó que para bien o para mal antes de que acabe la semana se resolverá la negociación.

El PSOE admitió algún día más de plazo para seguir hablando, pero no muchos. Hay que tener en cuenta que el presupuesto debe ser aprobado de forma inicial por la junta de gobierno, para después abrirse el plazo de enmiendas previo a su ratificación provisional por el pleno del mes de diciembre. En ese momento, el presupuesto entraría en fase de prórroga, ya que la aprobación definitiva no se produciría hasta enero.

En cualquier caso, las cuentas de 2011 no darán margen para grandes alegrías y supondrán recortes generalizados en los capítulos más importantes. El principal problema estará en la tabla de ingresos, ya que el Consistorio tendrá que reducir notablemente sus ventas de suelo para el próximo año, tras las dificultades que está teniendo este ejercicio para enajenar su patrimonio que, además, se encuentra muy mermado. Además, el Ayuntamiento no podrá acudir al mercado de la deuda para financiar sus inversiones, por lo que el próximo año solo podrá amortizar créditos.

Respecto a los gastos, el recorte será severo y las inversiones sufrirán un descenso de 40 millones de euros. El problema está en si se podrán mantener las partidas sociales, tal y como exige CHA, o se producirá un descenso, como plantea el PSOE. También habrá que ver cómo se encajan las partidas de grandes proyectos, que CHA rechaza y que los socialistas quieren imponer.

Etiquetas