Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Comarcas

Los propietarios de la casa azul deciden reconstruirla con 50 viviendas

En la reunión celebrada ayer se acordó por mayoría que Garnasa se encargue de la obra, que costará 6,2 millones de euros.

Los propietarios manifestaron ayer su decisión durante una larga reunión.
Los propietarios de la casa azul deciden reconstruirla con 50 viviendas
JESúS MACIPE

Los vecinos de la casa azul de Calatayud aprobaron ayer por mayoría (con el apoyo del 54% de los comuneros) levantar un edificio de 50 viviendas en el solar que quedó tras el derribo del inmueble que en 2003 sufría daños irreparables por una sima. Se reconstruirá así el inmueble que había, no aprovechando por ahora la mayor edificabilidad que autorizó el Ayuntamiento, y que permitía dos alturas más con otras 17 viviendas.

En una reunión que se prolongo más de cuatro horas, la comunidad de propietarios elegía entre las tres opciones que tenían: apostar por un edificio con 67 viviendas -siendo promotora la comunidad de 17 de ellas-, que esas 17 se trasmitieran a la empresa adjudicataria para reducir el coste de la obra o levantar un edificio con las mismas viviendas que el original, de 50. La mayoría acordó que de la construcción se haga cargo la empresa Garnasa, por alrededor de 6,2 millones de euros, al ser "la más barata" de las presentadas, según indicó el presidente de la comunidad de propietarios, Juan José Langa.

En 2008, los afectados seleccionaban a esta misma empresa para levantar el inmueble, pero no pudieron conseguir la financiación necesaria entonces (12 millones de euros) al echarse atrás las entidades financieras con las que habían negociado el crédito. La CAI es la caja de ahorros dispuesta a facilitar el dinero que precisan, unos 9 millones de euros, "incluyendo el gasto de gestión e intereses", explicó Langa. A partir de ahora se deberán negociar las condiciones de la financiación con cada uno de los propietarios.

"En estos momentos tenemos la mayoría para la reconstrucción, constructora y entidad que nos financia", afirmó ayer Eduardo García, miembro de la junta de vecinos, e insistió en que "la reconstrucción no requiere unanimidad, sino que es por mayoría". A la reunión de ayer faltaron algunos propietarios, y entre los que expresaron que no querían construir estaba Faustino Acero, que desde 2003 insiste en que "la responsabilidad en la casa azul es del Ayuntamiento". Achaca la oquedad que produjo los daños al mal estado de las redes de agua, y pide que se aclare el estado de la sima. Acero mantiene su negativa a firmar la escritura de la obra nueva "porque entraña una responsabilidad personal en la casa", y explica que hace dos años ya hubo un acuerdo de precio con la comunidad para que le comprará su propiedad.

Etiquetas