Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

RECORTES

El PSOE prepara un ajuste de más de 50 millones para 2011

Con una deuda récord y los ingresos bajo mínimos, el Ayuntamiento afronta unos recortes históricos que afectarán a los servicios públicos.

Las arcas municipales ya no dan más de sí: 777,8 millones de euros de deuda a largo plazo, 230 millones a corto, un déficit en las previsiones de ingresos de cerca de 100 millones, más de 30 millones en facturas pendientes a proveedores, 72 millones de euros pendientes de devolver al Estado por los anticipos a cuenta... Y todo esto sin poder recurrir a la deuda en 2011, porque el Gobierno central lo prohíbe, y sin poder vender suelo, porque no hay nadie que lo compre.

En esta situación cierra su segundo mandato el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, que prepara un ajuste récord que rondará los 50 millones de euros en 2011 (un 7% de recorte sobre el presupuesto actual). "La situación económica global es complicada y habrá que recortar 100 millones de euros en dos años", dice Fernando Gimeno, que confía en ingresar unos 11 millones de euros más gracias a la subida de impuestos y recibir otros 16 por la participación en los tributos del Estado. A esta cantidad habrá que sumar al menos otros 25 millones de recorte en gasto corriente, lo que se conseguirá con la bajada de sueldo a los funcionarios y recortes en las grandes contratas de servicios públicos.

Y el ajuste se debe producir en los ingresos corrientes (vinculados sobre todo a la recaudación de impuestos y a las transferencias de otras administraciones) y en los gastos corrientes (personal y servicios públicos), en definitiva, los compromisos económicos obligatorios del Ayuntamiento.

¿Y las obras nuevas? Haya o no haya presupuesto en 2011, no será un año de inversiones. Gimeno avisó que solo se podrá contar con la actividad que genere el tranvía de Zaragoza, que se financia fundamentalmente de forma extrapresupuestaria, y de la iniciativa privada (Caixaforum).

Etiquetas