Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

RÍO EBRO

El Consistorio quiere que el Ministerio pague los 300.000 euros del dragado

Jerónimo Blasco reconoce que todavía no ha habido contactos con Medio Ambiente, pero recuerda que la tramitación será larga"Todos somos competentes", avisa la CHE.

El Ayuntamiento de Zaragoza calcula que dragar de nuevo el cauce del Ebro para retirar más de 26.000 m3 de gravas de la zona de Helios costaría unos 300.000 euros. No obstante, el Consistorio pretende que quien financie los trabajos en caso de ser autorizados sea el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino.

"Queremos que lo paguen ellos porque esa acumulación de sedimentos se debió a las obras de construcción de los puentes de la Expo -explica el consejero municipal de Cultura y Grandes Proyectos, Jerónimo Blasco-. Es verdad que todavía no ha habido contactos con el Ministerio para tratar este tema, pero hay que pensar que la tramitación de esta actuación será larga y por tanto tenemos tiempo".

El presidente de la CHE, Rafael Romeo, evitó ayer pronunciarse abiertamente sobre este asunto. No obstante, sus palabras dejaron entrever que la solución debería llegar de la mano de todas las instituciones implicadas en la Expo y en su plan de acompañamiento.

"La Confederación tiene la competencia de dar las autorizaciones para actuar en el dominio público hidráulico. En lo demás somos competentes todos: la administración local, la autonómica y el Ministerio de Medio Ambiente -comentó Romeo-. Llegado el caso, el expediente se analizará, pero antes lo que hemos de hacer es trabajar para que salga adelante esta petición del Ayuntamiento de Zaragoza".

En este sentido, el presidente de la CHE recordó que a quien le corresponde dar los permisos para dragar las gravas de la zona de Helios es al organismo de cuenca. No obstante, esa posible autorización estará supeditada a la declaración de impacto ambiental que deberá formular Medio Ambiente y que ya se está tramitando.

"Estamos a la espera de que la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental del Ministerio nos transmita cuáles son los aspectos más significativos del expediente para remitírselos al Ayuntamiento y que proceda a elaborar el estudio de evaluación de impacto ambiental", detalló el máximo responsable de la CHE.

El proyecto

Según explica un documento inicial encargado por el Consistorio a la consultora Sers, este nuevo dragado se haría en la orilla izquierda del Ebro entre el puente de La Almozara y el de Santiago. Lo que se plantea es rebajar el lecho del río 1,2 metros, lo que supondría extraer del cauce el doble de sedimentos que los que se han removido en los sucesivos dragados acometidos para permitir la navegación fluvial.

El Consistorio asegura que retirar la playa de gravas de Helios mejoraría la seguridad del Actur en caso de riada, pero científicos y ecologistas rechazan este argumento y aseguran que lo que se pretende es favorecer los usos lúdicos y deportivos del río.

Expertos en dinámica fluvial sostienen que la acumulación de materiales en ese tramo del Ebro se produce por causas naturales y avisan de que, una vez retirada, la playa de gravas volverá a formarse. Además, cuestionan la versión del Ayuntamiento según la cual en 2007 una única riada elevó 80 centímetros el lecho del río a causa de las obras de la Expo.

Etiquetas