Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

DEUDA PÚBLICA

El Ayuntamiento debe 250.000 euros a la gasolinera que le cortó el suministro

Gimeno niega problemas de liquidez y dice que se ha modificado el presupuesto para pagar antes de que acabe el añoLa oposición acusa a Belloch de haber dejado las arcas municipales "en quiebra".

El Ayuntamiento de Zaragoza tiene una deuda con la contratista del suministro de combustible, Solred, de unos 250.000 euros, correspondientes a la última factura del año 2009. Así lo admitió ayer el vicealcalde y concejal de Economía, Fernando Gimeno, tras la decisión que tomó el jueves la empresa de cortar el abastecimiento al parque móvil municipal por falta de pago. Después de los contactos entre el Consistorio y la citada compañía, ayer se reanudó el suministro.

El problema se produjo el jueves, cuando quedaron anuladas las tarjetas que se utilizan en el Ayuntamiento para abastecer de combustible su parque móvil. El incidente fue especialmente grave para parte de los vehículos de la Policía Local, que tuvieron que recurrir al surtidor de Bomberos para conseguir gasolina y patrullar las calles. Hasta la una de la tarde de ayer no se reactivaron por fin las tarjetas.

Muy molesto con la empresa por lo ocurrido, Gimeno explicó que esos 250.000 euros quedaron pendientes en 2009 por el propio cierre del ejercicio y no contaban con partida para 2010, que reserva 700.000 euros para gasolina, unos 60.000 al mes. Para abonar el recibo, el Ayuntamiento inició una modificación presupuestaria en septiembre, que se aprobó definitivamente en octubre. "Se pagará de aquí a diciembre", dijo.

Faltan dos meses por pagar

Además de estos 250.000 euros, el Ayuntamiento aún no ha abonado los dos últimos recibos, correspondientes a julio y agosto de 2010, ya que según el responsable municipal es normal que las deudas con los suministradores se salden a los dos o tres meses. Respecto a esas cantidades, seguirán su tramitación habitual.

Para Gimeno, el problema se ha producido "por una falta de relación directa" entre el Ayuntamiento y la suministradora, que "desconoce el procedimiento administrativo municipal". Es más, el vicealcalde informó de que Solred ha explicado que envió una carta para reclamar la tramitación del pago, pero que a lo largo de la mañana de ayer no se había logrado encontrar. "Deberían haber hablado con algún responsable", dijo Gimeno, que añadió que el próximo mes de mayo se convocará de nuevo el suministro de combustible, ya que expira la contrata actual. Indicó que se podrá presentar tanto la actual contratista como cualquier otra empresa.

Gimeno, que calificó lo ocurrido de "sorprendente", explicó que pese a la crisis y al desplome de los ingresos municipales, "el Ayuntamiento no tiene problemas de liquidez" y que responde con normalidad a sus deudas. "Ya les gustaría a muchos municipios estar en nuestra situación", dijo.

Pero los grupos no opinan lo mismo y, especialmente PP y CHA, fueron muy duros con la gestión económica municipal. La portavoz popular, Dolores Serrat acusó al alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, de "sumir a Zaragoza en la quiebra". "No le fían ni en las gasolineras", afirmó. Consideró "extremadamente grave" la acumulación de impagos afecte ya al funcionamiento de servicios básicos. Calificó de "inaceptable" que "Belloch haya dilapidado más de 300.000 euros para su proyecto electoral de Floralia, cuando no hay dinero para gasolina, gas o electricidad".

Juan Martín, de CHA, afirmó que la gestión económica de Belloch es la responsable de "esta vergonzosa situación". El concejal exigió un cambio "radical" en la política de gasto. "Belloch está intentando tapar con las manos y los pies los boquetes por los que se escapa el agua, cuando la tubería estallará si no abandona el derroche de los estudios innecesarios y el gasto superfluo", dijo.

José Manuel Alonso, de IU, declaró que "el sutil juego de ver hasta dónde llega la paciencia de los proveedores no se maneja con la suficiente habilidad", aunque achacó a la situación económica general y a la actitud del Estado con la financiación local buena parte de la culpa del problema. "Hay una situación de estrangulamiento de los ayuntamientos que provoca estas situaciones", declaró.

Etiquetas