Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

BAJO ARAGÓN-CASPE

La DGA sigue sin autorizar la creación de cotos de pesca en el Mar de Aragón

Los municipios exigen esta medida cuanto antes para poner orden en el embalse, pero Medio Ambiente aún no ha decidido nada. Se va a prohibir la pesca nocturna del siluro, pero el problema es la falta de vigilancia.

El Departamento de Medio Ambiente de la DGA sigue sin autorizar la puesta en marcha en el embalse de Mequinenza de cotos en los que haya que pagar por pescar. A pesar de que los municipios de la zona exigen la medida desde hace años para frenar el grave deterioro que está sufriendo este pantano, la consejería que dirige Alfredo Boné aún no ha tomado ninguna decisión al respecto, lo que hace muy difícil que los cotos puedan ser una realidad el año que viene tal y como reclaman pescadores, alcaldes y empresarios.

Lo que sí ha acordado el Consejo de Pesca de Aragón, máximo órgano consultivo autonómico en todo lo relacionado con este deporte, es prohibir la pesca nocturna del siluro a partir del año que viene. Sin embargo, esta decisión tendrá pocos efectos positivos si en el embalse de Mequinenza no se refuerza la vigilancia.

El Mar de Aragón es uno de los espacios naturales más emblemáticos de la Comunidad. Tiene unos 500 kilómetros de perímetro y, según los datos que maneja Medio Ambiente, recibe hasta 600.000 pescadores cada año. Esa enorme afluencia de visitantes, unida a la pasividad de la DGA y de otras administraciones, ha generado una situación de descontrol total en la que los pescadores furtivos campan a sus anchas haciendo todo tipo de barbaridades, las orillas se llenan de toneladas de basura y proliferan las acampadas ilegales, el encendido de hogueras, el uso de embarcaciones poco seguras...

El futuro del embalse, en peligro

Para tratar de mejorar este preocupante panorama que amenaza el futuro de la zona, los sectores afectados reclaman desde hace años que el embalse de Mequinenza deje de ser un pantano donde para pescar basta con tener licencia y pase a ser un coto de pago gestionado por la DGA o por las asociaciones de pescadores. Teniendo en cuenta que cada día acuden a esas aguas cientos e incluso miles de pescadores, la medida permitiría recaudar una importante cantidad de dinero que luego se invertiría en tener el embalse controlado, limpio y con todos los servicios necesarios.

A principios de agosto, Medio Ambiente aseguró que la creación de cotos se está estudiando "desde hace bastante tiempo" y que la consejería veía "con buenos ojos" la medida, aunque también aclaró que había que seguir trabajando para concretar qué se podía hacer. Tres meses después, el departamento sigue diciendo que "aún no hay nada decidido" y admite que ni siquiera se puede dar por seguro que el embalse de Mequinenza vaya a acotarse.

Esta indefinición contrasta con las aspiraciones de la Federación Aragonesa de Pesca y Casting, que pretende que la DGA apruebe cuanto antes el plan técnico que regulará la gestión de los cotos para que estos espacios de pesca de pago puedan ponerse en marcha ya el año que viene.

Los responsables de la Federación ya han presentado a Medio Ambiente un borrador del plan técnico, pero ahora los técnicos del Gobierno de Aragón deben revisarlo e incorporar las mejoras que consideren necesarias para dar el visto bueno a los cotos.

"No nos quedaremos parados"

El alcalde de Chiprana, el aragonesista Javier Nicolás, también exige a la DGA que las primeras zonas acotadas se pongan en marcha el año que viene. "En verano tuvimos una reunión con los técnicos de Medio Ambiente, y sé que después la Federación ha presentado una propuesta de plan técnico -explica el primer edil-. Parecía que las cosas se estaban moviendo, pero voy a pedir otra entrevista y si veo que no hay voluntad de hacer nada no nos vamos a quedar parados: haremos una recogida de firmas o lo que haga falta, pero no podemos seguir en esta situación".

Por su parte, el presidente de la comarca Bajo Aragón-Caspe, Javier Sagarra, recuerda que el consejero Boné "se comprometió a acotar el Mar de Aragón antes de las últimas autonómicas". "Mi impresión es que no se va a hacer nada y que en la próxima campaña electoral volverá a prometerlo, pero mientras el embalse cada vez va a peor... es una vergüenza, están dejándolo hecho polvo", critica. La comarca ha aprobado un plan de gestión del pantano que, además de los cotos, incluye otras muchas medidas. El documento ha sido enviado a todas las administraciones implicadas, pero de momento nadie ha recogido el guante.

Etiquetas