Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

EQUIPAMIENTO URBANO

Comienzan los derribos en el cine Mola para construir un centro cultural

La sala, de más de 2.000 m2 y en la actualidad propiedad de la CAI, se cerró en 2005.

Imagen de la fachada del cine Mola, en el paseo de Sagasta de Zaragoza.
Comienzan los derribos en el cine Mola para construir un centro cultural
CARLOS MONCíN

Después de cinco años cerrado a cal y canto, el edificio del histórico cine Mola, en el paseo de Sagasta de Zaragoza, empieza a ver la luz. El actual propietario del inmueble, la CAI, ya ha iniciado las obras de derribo de las estructuras interiores con el objetivo de reconvertirlo en el futuro en el espacio que centralice toda la actividad de la caja. No obstante, a la espera de que avancen los trabajos en el interior del edificio, la entidad de ahorro aún no puede avanzar plazos sobre la apertura del edificio con sus nuevos usos.

El antiguo cine Mola dispone de más de 2.000 metros cuadrados, que se reparten en tres alturas. Cuenta con un sótano de 905 metros cuadrados, una planta baja de 1.227 metros cuadrados y una primera de solo 55. Cuenta con licencia de derribo desde septiembre del año 2009. La CAI dispone de numerosos espacios culturales, entre los que destacan el centro Joaquín Roncal, en la plaza de San Braulio, o las salas de exposiciones del paseo de la Independencia o de la calle don Jaime I.

38 años abierta

La emblemática sala zaragozana cerró sus puertas en el año 2005 después de 38 años abierta. Los problemas económicos que atravesaba la empresa que se encargaba de la gestión supusieron el inicio de un proceso de desahucio que concluyó con el cierre de la sala. Todavía hoy no se han retirado los carteles de la última película que se exhibió en la sala, 'Blade: Trinity', la tercera parte de la famosa saga de vampiros.

El cine Mola formó parte de la sucesión de cierres de salas de exhibición en Zaragoza capital en los últimos años: Coliseo Equitativa, Teatro Fleta, Goya, Buñuel, Aragón, Don Quijote... Algunos de ellos se reformaron para otros usos, como el cine Coliseo Equitativa, que se reconvirtió en una tienda de moda y gimnasio, o el Don Quijote, que actualmente está ocupado por el casino de Zaragoza.Los últimos en cerrar fueron los cines Buñuel, en el año 2007, sin cabida para este tipo de salas ante el florecimiento de los multicines de los grandes centros comerciales.

En obras

Otras instalaciones todavía están en obras, como los antiguos cines Goya, en la calle de San Miguel, que está en fase de reconversión como edificio de oficias, local comercial y varias plantas de aparcamiento.

Más compleja es la historia del teatro Fleta, que también fue sala de exhibición cinematográfica y que en enero del 99 cerró sus puertas con la exhibición de 'La mascara del Zorro'. Tras dos proyectos de rehabilitación frustrados y siete años con las obras en eldique seco, la reforma definitiva del teatro Fleta todavía no se atisba.

Etiquetas