Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

CINCO VILLAS

El hallazgo de tres tumbas confirma que Tauste tuvo una necrópolis musulmana

Los restos humanos corresponden a una época comprendida entre los siglos VIII y XI. La excavación, ubicada en el ensanche de la localidad, ha recibido multitud de visitas.

Una excavación arqueológica ha sacado a la luz en Tauste tres tumbas de una necrópolis musulmana perteneciente a un periodo comprendido entre los siglos VIII y XI. El análisis de los restos, que serán trasladados al Museo Provincial de Zaragoza, deberá determinar la época a la que pertenecen. La asociación cultural El Patiaz, en colaboración con el Ayuntamiento, impulsa este estudio en la calle del Obispo José María Conget, en el ensanche del municipio donde se habría situado el cementerio de la medina musulmana.

Las tres tumbas excavadas son individuales, están alineadas y pertenecen a individuos adultos, apoyados sobre su costado derecho y con la cara orientada hacia el sureste, mirando hacia la ciudad de La Meca. Se han localizado también distintos tipos de adobe como cubierta de las tumbas y una mezcla de tierra y yeso como aislante. Los enterramientos excavados no contienen ningún tipo de ajuar como corresponde a tipología musulmana. El arqueólogo Francisco Javier Gutiérrez, ayudado por varios integrantes de la asociación El Patiaz, continuará con los trabajos la próxima semana hasta completar el análisis de la cata.

"El martes seguiremos buscando por si quedara algún nuevo resto pendiente de localizar y hay que comprobar que, como pensamos, únicamente existe un solo nivel de enterramientos", explicó Moisés López, de El Patiaz. El proyecto finalizará con la limpieza de los restos, su entrega al Museo Provincial de Zaragoza y la elaboración de un informe para la Dirección de Patrimonio del Gobierno autonómico.

El lugar está recibiendo la visita de muchas personas que se acercan a ver el desarrollo de los trabajos y los hallazgos que se van localizando. También los alumnos del instituto de Secundaria Rio Arba y del colegio Alfonso I visitaron ayer la excavación. La cata tiene unas dimensiones de cinco por cuatro metros aunque casi la mitad de ella, la que colinda con una construcción, había sido removida y no presenta ningún tipo de resto, por lo que las tumbas han sido localizadas en un espacio de 10 metros cuadrados.

El presidente de la Asociación El Patiaz, Enrique Galé, apuntó que se ha impulsado este estudio porque " desde hace años se sabía que aparecían en la zona huesos, restos de enterramientos". "La teoría de que se podría tratar de un extenso cementerio musulmán como referencia de una extensa medina en la Marca Superior de Al Andalus, que no se ha documentado históricamente, habría que comprobarla con la excavación de nuevas catas", expuso.

Lo que sí se descarta es que los enterramientos pertenecieran, como se había creído tradicionalmente, a una fosa común con las numerosas víctimas que produjo un brote de cólera a finales del siglo XIX. "El brote de cólera hubiera explicado la existencia de muchos enterramientos pero no el tipo de tumbas que se han encontrado", dijo Galé.

Desde el principio se desestimó que se tratara de un cementerio cristiano, puesto que estos se localizan en el entorno de las iglesias de Santa María y de San Antón, como se ha documentado. El cementerio judío, como sostiene el investigador Miguel Ángel Motis, se había situado en el denominado Camino del Indio. La zona de estudio corresponde a un amplia área del ensanche del casco urbano por el sur en la que se han localizado otros restos coincidiendo con la realización de obras por parte de particulares.

Etiquetas