Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

CONCIERTO

Las vuelven 'Melocas'

El fenómeno fan protagonizó la noche, con pancartas y locura generalizada en las primeras filas.

Los gaditanos Melocos abrieron fuego en una noche en la que las fans disfrutaron de lo lindo.
Las vuelven 'Melocas'
OLIVER DUCH

Casi más que las canciones, se oían anoche en el paseo de la Independencia los gritos de los seguidores más acérrimos. El Pescao iba a actuar, pero ya estaba todo vendido de antemano. Desde las 16.00, había gente esperando ya no el concierto, sino las pruebas de sonido. Los primeros en llegar, "los de siempre" -a tenor de lo que dijo el guardia de seguridad-: Nerea Jiménez, Álvaro Alcocéber, Ana Serrano e Irene Villlalba. "Hemos venido a los ensayos para hacernos fotos con ellos. Lo mismo hicimos con Despistaos, con Melocos?". Minutos antes de empezar, ellos, y el resto de las primeras filas, ya tenían las pancartas preparadas. "Me vuelves meloca", rezaba una, mientras otra decía: "Te cambiamos una tabla de surf por dos púas". La tabla, en realidad, era un colgante, al menos podían haberle pedido algo más valioso? Estos fans, qué conformadicos... "Merece la pena esperar tanto para verles", comentó Estela Macipe. Aunque no todas iban por la música. Aura Hernando, Vanessa Rived, Belén Aguilar, María Alique o Rebeca Cantín se mostraban entregadas. "Porque canta muy bien... y porque está muy bien", reconocían, felices, sobre todo, porque el concierto era gratis.

Y llegó el gran momento. Las locutoras de los 40 Beatriz Pitarch y Patricia Imaz presentaban a los primeros de la noche. Melocos salía. Y las fans, se salían. "Estamos encantadísimos de estar aquí", les dedicó el cantante, finalizada su revisión de 'Cuando brille el sol' de La Guardia. Daba igual. Aunque hubiera recitado la tabla del 7, hubieran gritado de la misma manera.

Tras una hora de 'show', ya cantado su hit 'Cuando te vayas' y una dudosa versión del 'Ni tú ni nadie' de Alaska, venía algo 'Nada lógico'. Bueno, así se llama el disco del Pescao. O sea, David Otero, el del Canto del Loco, pero en solitario. Aunque solo solo no estaba, sino con una nueva banda. Y con una legión de seguidoras como Laura Latorre: "Llevo con el Canto desde que empezaron y David es genial". Desde el otro lado, las últimas filas, la versión cambiaba. Allí, los más mayores hacían tiempo para que los Celtas Cortos les contaran un cuento. O les llevaran de nuevo al '20 de abril'. Y todos tan contentos.

Etiquetas