Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

EDUCACIÓN

Los alumnos no se quitan el cachirulo

Las universidades, institutos y colegios notaron ayer un bajón en el número de alumnos. La 'pirola' típica de las fiestas no faltó en esta ocasión.

Clase del instituto Goya.
Los alumnos no se quitan el cachirulo
E. CASAS

Bostezos, ojeras y cachirulos. Tres palabras que resumen el aspecto que tenían ayer los alumnos que asistieron a clase en plenas fiestas del Pilar. Eso sí, muchos jóvenes no lo dudaron e hicieron 'pirola'.

José Antonio Ruiz, director del instituto Goya, afirmó que "de la ESO no ha faltado casi nadie, pero de Bachillerato, sí". Por ejemplo, en la clase de 2º de Bachillerato de Artes solo asistieron a clase la mitad de alumnos. "De 36 hemos venido 15", afirmó Carlos Benedí, uno de los estudiantes.

Sin embargo, otros jóvenes cumplieron con su obligación y, muy a su pesar, fueron a clase. "Ni lo discutí con mis padres porque ya sabía la respuesta", aseguró Alicia Nadal. Su compañera de pupitre, Patricia León, no se quitó el cachirulo. "Yo sigo de fiestas", afirmó la joven, quien añadió que no salió la noche la anterior para poder madrugar ayer.

En los colegios, la ausencia de alumnos fue menor. Antonio Roldán, director técnico de Bachillerato del centro Montessori, explicó que "faltó gente a primera hora", pero no fue algo notorio. Los alumnos de Bachillerato saben que no pueden permitirse el lujo de perder un día de clase. Además, mediante la web del colegio, los profesores se ponen en contacto con los padres y les comunican que su hijo no ha asistido a clase.

"He llegado tarde porque me he quedado dormido por la resaca de los últimos días", aseguró Manuel Artigas.

Sin embargo, algunas de las ausencias están justificadas. Por ejemplo, los extranjeros que estudian español en los cursos que oferta la Universidad de Zaragoza no tuvieron clase ya que está previsto que sea así "para que se impregnen de la cultura aragonesa", señaló Esperanza Ortiz, profesora de español.

Pero otros no tenían opción. "Intentamos pactar con los profesores, pero nos dijeron que había clase sí o sí", dijo Andrea López, de Económicas. "Incluso teníamos que entregar hoy un trabajo", añadió. De hecho, la profesora de Econometría Mª Isabel Ayuda afirmó que su "aula estaba llena". Aunque en el turno de tarde de Empresariales sí se suspendieron algunas clases. "Los próximos días daremos más materia", explicó Carlos Soto.

En Medicina también se notó un bajón de alumnos. "En una carrera que tiene tan apurado el calendario no se pueden perder clases, así que los alumnos hablaron con los profesores para recuperar esas clases en otro momento", afirmó el decano, Francisco Javier Castillo.

La profesora secretaria de Derecho, Carmen Bayod, dijo que "el calendario académico hay que cumplirlo y más en una Facultad de Derecho". Por su parte, Severino Escolano, decano de Filosofía y Letras, señaló que "ha habido menos actividad, pero vacaciones no hay".

En la Universidad San Jorge también hizo 'pirola' algún alumno, sobre todo por la tarde, aunque fue insignificante. Esto se debe a que si acumulan un número determinado de faltas no pueden presentarse a los exámenes. Y todos saben que con eso no se juega.

Etiquetas