Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

CIENCIA E INNOVACIÓN

El Instituto del Cambio Climático abrirá en precario en enero del próximo año

Los trabajadores se instalarán en la delegación del Gobierno si no están concluidas las obras del Pabellón de España de la Expo 2008.

El Instituto de Cambio Climático comenzará a funcionar en enero de 2011 en la Delegación del Gobierno en Zaragoza, en el caso de que no se hubiera acabado la remodelación del Pabellón de España de la Exposición Internacional de 2008, que será su sede definitiva.

Así lo aseguró ayer la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, tras firmar un convenio de colaboración con la consejera aragonesa Pilar Ventura para el desarrollo en Aragón de la Estrategia Estatal de Innovación.

Pese a que el centro abrirá en precario, la ministra subrayó que "todo está en plazo" e hizo hincapié en el compromiso "firme" de que este nuevo organismo comience a trabajar en enero de 2011. Precisó que, además de su ubicación provisional, está previsto que el instituto cuente con una partida de 1,5 millones en los Presupuestos Generales del Estado de 2011.

Además, anunció que el próximo 4 de noviembre la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, firmará en Zaragoza el acuerdo para crear el consorcio que gestionará el instituto, del que formarán parte el Ministerio de Ciencia, el de Medio Ambiente, el Gobierno de Aragón, la Universidad de Zaragoza y el Centro Superior de Investigaciones Científicas.

Con el anuncio de la ministra se rompe la dinámica de retrasos y promesas incumplidas que han acompañado al proyecto desde que en 2007 la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, anunciara que se instalaría en Zaragoza. Hasta finales de 2008 no se iniciaron los trabajos preparatorios con la constitución de un grupo de expertos que asesoró al Gobierno en el diseño del instituto. Eran 15 científicos, entre los que se encontraba el aragonés Rafael Moliner.

Este grupo de expertos preparó un informe que fue enviado al Ministerio de Ciencia e Innovación en julio de 2009. Después se produjo un proceso de revisión y mejora y no fue hasta finales de 2009 cuando se aprobó el libro blanco del proyecto.

El Instituto de Investigación del Cambio Climático, también conocido como I2C2, nace con el objetivo de convertirse en un referente internacional en el ámbito de la investigación y el desarrollo en materia medioambiental. Además, debe servir para facilitar la coordinación de las administraciones públicas, el sector privado y la comunidad internacional en todo lo relativo a la lucha contra el cambio climático.

 

Tres áreas de trabajo

El centro, que solo ocupará una de las tres plantas del pabellón de España y que no dispondrá de laboratorios, se estructurará en tres áreas: una de gestión, otra dedicada a la transferencia de conocimiento (asesoramiento a empresas e instituciones) y una tercera dedicada propiamente a la investigación.

Se espera que el I2C2 tenga alrededor de un centenar de investigadores, que serían de tres tipos: los residentes, los asociados (que pertenecerían a otros centros, pero que tendrían una vinculación formal con el instituto) y los colaboradores ocasionales. Los fundamentos científicos, las soluciones tecnológicas o los impactos del cambio climático serían algunos de los ejes de investigación.

Etiquetas