Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

HERALDO ABIERTO

Aceras llenas de coches

Zaragoza recibe miles de visitantes que acuden con su vehículo en fiestas. La ciudad cuenta con varios párquines en el centro, pero no son suficientes cuando el parque automovilístico es el doble del habitual.

El parquin situado en el Arrabal, lleno a rebosar el día de la Ofrenda de frutos.
Aceras llenas de coches
P. Z.

Desplazarse por la capital aragonesa en coche estos días es una ardua tarea. Más difícil todavía es encontrar una plaza de aparcamiento. Los párquines del centro, como los situados en la plaza del Pilar, plaza de España, César Augusto y plaza de Salamero colgaron, en momentos puntuales, el cartel de 'completo' durante los pasados días 10, 11 y 12, los de mayor afluencia de visitantes en la ciudad.

Ante la imposibilidad de poder aparcar en estos garajes, muchos conductores optaron por dejar sus vehículos al otro lado del río, en la margen izquierda del Ebro. Haciendo un recorrido por esta ribera se encuentran numerosos coches subidos en las aceras. Este paisaje también se ve en el resto de distritos de la ciudad y seguirá, probablemente, hasta el final de las fiestas.

La Policía Local advierte de que está prohibido estacionar en la acera, aunque en estas fechas haya más 'manga ancha' a la hora de imponer sanciones. Aparcar en aceras conlleva una sanción administrativa que oscila entre los 36 y los 200 euros, dependiendo de la gravedad de la infracción. Por ejemplo, de si el vehículo representa un peligro para el tránsito de peatones y vehículos.

Desde el Ayuntamiento se conoce la situación y se recuerda que "lo mejor es utilizar los transportes públicos, reforzados durante las fiestas, o acudir al centro andando. Dar un paseo en estos días por Zaragoza es una de las actividades más recomendables para vecinos y visitantes".

Lo cierto es que hay zonas de los barrios del Arrabal y Actur en donde los vehículos se amontonan en la acera y es que "cuando hay un primer coche que se salta la norma, existe un efecto contagioso y al momento la acera se llena de vehículos", comenta Clemente Laborda, vecino del Actur.

Algunos conductores han tenido mucha suerte, como María Pastor, de Madrid. Dejó su coche en la ribera, junto al parque de Macanaz el domingo. El lunes cogió su vehículo para ir a la Feria de Muestras y al volver encontró aparcamiento en el mismo lugar que lo había dejado inicialmente. "Es como si lo tuviera reservado", bromea María.

Aparcar en el extrarradio

No todos los visitantes que estos días se encuentran en Zaragoza conocen que hay alternativas para dejar sus vehículos, como el parquin sur de la Expo, el de la estación Intermodal, el del Seminario y otros más alejados del centro, pero bien comunicados con el transporte público.

Durante las fiestas del Pilar, el número de vehículos se multiplica por dos y, aunque lo más recomendable es aparcar en el extrarradio, muchos conductores se resisten.

Fuentes municipales explican que no se pueden habilitar más espacios para aparcar de los que ya existen, y que la mejor opción para moverse durante estas fiestas es usar el autobús o el taxi. Los turistas y visitantes que no conozcan la ciudad se pueden informar de horarios, trayectos y frecuencias en la web www.tuzsa.es.

No solo los coches tienen problemas estos días. Para las bicicletas, además de la dificultad de circular entre atascos, algunos de ellos en los puentes de la ciudad, existe otro inconveniente. Resulta difícil sortear a transeúntes que caminan por el carril bici. Desde el Consistorio se hace un llamamiento especial a los ciclistas, rogando que cumplan la normativa municipal y que "se abstengan de circular por calles peatonales".

Etiquetas