Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

folclore

Y vienen cantando fuerte

Irene Alcoceba, Anchel Pablo Sancho, Cristina Royo e Ismael Abad ganan el Certamen de Jota en categoría juvenil.

Veintitrés cantadores y seis parejas de baile compitieron ayer en el Certamen Oficial Infantil y Juvenil de Jota Aragonesa.
Y vienen cantando fuerte
OLIVER DUCH

Amaneció un poco 'tocada' de garganta y surgió la duda. ¿Arriesgamos, o no arriesgamos? Pero a Irene Alcoceba, que ayer estrenaba categoría de juvenil en el Certamen Oficial de Jota (12-15 años) le da igual el Auditorio de Zaragoza que Biscarrués: cuando sube a un escenario empiezan a tocar las campanas. Aún no había abierto la boca, aún no había movido ni un plisado de la falda, y ya tenía al público en el bolsillo. Y cuando empezó a cantar... Cogió 'Cuando una baturra quiere' y puso la sala Galve boca abajo. Tronaban los aplausos en el Auditorio porque no es fácil oír cantar 'fieras' como ella lo hace a su edad. Y ganó el certamen.

Lo ganó también otro cantador que tiene muchos puntos en común con ella, Anchel Pablo Sancho. Ambos estrenaban ayer categoría, tienen un dominio escénico fuera de lo común y cultivan la jota con entusiasmo febril, pero no se cierran a otros estilos y actividades artísticas. Anchel Pablo eligió una jota difícil para exhibir sus facultades, y una 'batería' que es un estilo muy de su maestra, Sonia Platero.

Y la Platero fue la triunfadora de la mañana, pero triunfadora en la sombra. De los veintitrés cantadores infantiles y juveniles que se subieron ayer al escenario, ocho eran 'suyos', buena prueba de lo certero de su magisterio. Y más, siete de ellos los ha fraguado en Épila, que desde hace un tiempo se está perfilando como una de las canteras de la jota aragonesa. Que tomen nota ayuntamientos y comarcas: en Épila hay 75 chavales, 75, aprendiendo a cantar la jota. ¿Quién dijo que la jota se muere?

Dura competencia

Pero el certamen dejó muchas notas más. En baile, también en categoría juvenil, ganaron Cristina Royo e Ismael Abad, una pareja zaragozana -en realidad, de la escuela de Valdefierro-, que bordó la jota de Albalate con una interpretación cabal y honda.

Hubo mucha competencia y el jurado, a buen seguro, lo debió de tener muy difícil. Y esta frase, habitual en las crónicas amables, fue ayer más cierta que nunca. Se vio nivel, se vio buen trabajo, se vio magisterio.

También en categoría infantil, donde ganaron Iván Sampietro, Olga Navarro y Esther Gimeno y Adrián Tomás hubo enorme competencia. Parece que la jota está cobrando un nuevo vigor, tras un periodo de altibajos.

Los chavales recibirán 500, 300 y 200 euros (primer, segundo y tercer premios), las parejas el doble, y, novedad este año en el certamen, tienen la posibilidad de actuar hoy en la Mozart durante las deliberaciones del jurado. Es de imaginar que todos habrán aceptado el ofrecimiento, así que existe la posibilidad de escuchar y ver de nuevo a Anchel Pablo Sancho, Irene Alcoceba y el resto de campeones.

Será durante la celebración del Certamen Oficial en categoría de adultos. Para el Extraordinario se han clasificado Lorena Palacio, Ángela Aured y Elena Casaña (canto femenino), Roberto Ciria, Vicente Olivares, Sergio Sanz y José Luis Gimeno (canto masculino) y Beatriz Domingo y Alejandro Alonso, Patricia Sariñena y Álex Aldea, y Elena Algora y Jorge Elipe (baile).

En el Ordinario concurren Lorena Laglera, Jessica Redrado, Elena Alconchel y María Á. Peralta (canto femenino), Roberto Plo, Guillermo Lucea, Fernando de la Natividad y Julio Latorre (canto masculino), y Keila Borniquel y Nahun F. Montenegro, Vanesa Santolaya y Raúl Ciprés, y Elena Gaspar y Jorge Salazar (baile).

Etiquetas