Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

EN DIRECTO

"El público de Zaragoza sabe escuchar"

El Barrio actúa esta noche, a las 22.00, en el pabellón Príncipe Felipe.

El Barrio
"El público de Zaragoza sabe escuchar"

El Barrio sigue sobrevolando la crisis del negocio con éxito. Los barrieros son fieles, por encima de las dificultades del bolsillo...

Los barrieros sienten la crisis como cualquier hijo de vecino, pero sí es cierto que son fieles y hacen muchos esfuerzos para poder asistir a mis conciertos.

La cuna de los tablaos no se despega, pero su sonido va más allá del flamenco desde que José Luis Figuereo decidiera este giro a su carrera hace quince años. ¿Siente cada vez más natural esa fusión que es su música?

Siempre la he sentido natural, es un estilo muy personal que además es mi seña de identidad, lo único es que a veces me sale más la vena rockera y otras la flamenca.

¿Qué es lo que siempre hace antes de salir al escenario? ¿Alguna manía, tradición, creencia?

Me relajo, me santiguo y hablo con Dios un instante. Desde siempre, cuando era guitarrista para otros como Antonio Canales o Sara Baras, tengo esa costumbre.

¿Cuál es el mejor consejo profesional que le han dado, además de los tradicionales del esfuerzo y la perseverancia, y quién se lo dio?

Un profesor mío de baile que se llamaba Bendito me dijo una vez que nada es para siempre. Es una verdad grande, aunque suene triste.

¿Qué distingue al público zaragozano de otros públicos? ¿Algún rasgo que le llame la atención?

Es un público que sabe escuchar, pero a la vez es muy entusiasta. Te dejan claro lo que sienten con tu música, y en el escenario eso es algo muy grande.

¿Fue su paisano Chano Lobato el más grande? ¿Cuánto ha influido en usted, junto a otros como Manolo Caracol, Bambino, Triana, Paco de Lucía...?

Quizás Camarón fue de los más grandes y en mí ha influido mucho, pero no solo ellos dos, si no todos los que nombras después también. Por suerte, hay muchos modelos en los que fijarse.

¿Recuerda algún concierto suyo por encima de los demás? ¿Un momento de esos que no se borran en la cabeza?

Todos tienen algo de especial, cada uno por motivos distintos, pero quizás los más emotivos son los del Palacio de los Deportes de Madrid y el Palau Sant Jordi, que aglutinan a más de 15.000 personas. Verles cantando todas las canciones es una sensación increíble.

Lleva en un escenario desde niño, pero nunca se ha apartado de los que le llaman Selu, sus amigos de siempre. ¿Dónde se ve con 65 años?

En mi casa con mi mujer, mis hijos y mis nietos.

Etiquetas