Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

SUBIDA IMPOSITIVA

Ofensiva del PAR contra la subida de impuestos a las grandes empresas

Biel, Aliaga y el Comité Local se posicionan en contra de la medida aprobada por Belloch.

El PAR echó ayer el resto en contra de la subida de impuestos que prepara el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, para las grandes empresas. De nada sirvió que los aragonesistas sean los socios del PSOE en el gobierno municipal. No en vano, mantuvieron su amenaza de votar en el pleno municipal en contra de una decisión que supondría incrementos del IBI de un 20% y del IAE hasta un 51,5%.

Al polémico asunto se refirieron tanto el vicepresidente, José Ángel Biel, como el consejero de Industria, Arturo Aliaga, que cargaron contra la medida del Ayuntamiento, en la línea manifestada por las distintas entidades empresariales de la ciudad. Eso sí, de momento no adelantaron el sentido de su voto en el pleno a la espera de que avancen las negociaciones entre PSOE y PAR.

Biel cargó a través de su blog y de su cuenta en Twitter. Dijo que el PSOE "pretende perpetrar" una subida a las grandes empresas "si el sentido común no lo impide". "Zaragoza no va a tener mejores servicios por incrementar la presión a sus empresas que sufren no solo la situación económica, sino muchos perjuicios económicos derivados de las obras". Aseguró que es "un gesto de cara a la galería que no va a solucionar nada y, en cambio, va a complicar la vida de los empresarios zaragozanos".

Aliaga también fue muy duro y declaró que la medida que plantea Belloch, pactada con IU, "va en contra de competitividad". Para el consejero, "hay que hacer una reflexión desde las administraciones públicas, porque no podemos dar estos sobresaltos a las empresas". A su juicio, el incremento de los tributos a las grandes compañías es "excesivo" y afirmó que "tendrá consecuencias" de cara a la captación de empresas.

El presidente del Comité Local del PAR, Alberto Contreras, agregó que su partido "no puede apoyar una subida de impuestos que va en la dirección contraria a la deseable para incentivar la generación de empleo en la ciudad".

El presidente de la Cámara de Comercio, Manuel Teruel, insistió en sus críticas y dijo que "una subida del 20% rechina los dientes porque es muy alta". "No es un problema de ricos y pobres, sino de captación de inversión, de imagen, de posicionamiento sostenible de la industria", dijo.

Mientras le llovían las críticas, el Área de Economía, que dirige el socialista Fernando Gimeno, volvió a enviar un comunicado en el que insistió que las pequeñas y medianas empresas no se verían afectadas por la subida impositiva, ya que solo se dirige a las que facturan más de un millón de euros o que tienen inmuebles no residenciales con ese valor catastral.

Por otro lado, el PP anunció que presentará votos particulares para que los impuestos no suban ni un solo euro y acusó a Belloch de "ahuyentar a las empresas". CHA adelantó su voto a favor de las ordenanzas salvo en el caso del IBI, en el que planteó la abstención al defender una subida de 10% y no del 20%.

Etiquetas