Zaragoza
Suscríbete

INCREMENTOS

Gimeno admite suavizar la subida del agua y la basura

El concejal de Economía insiste en elevar el recibo por encima del IPC aunque no llegará al 4,5%, ante el rechazo de CHA e IU.

El acuerdo entre el gobierno PSOE-PAR y CHA e IU para las ordenanzas fiscales de 2011 parece más próximo. El vicealcalde y concejal de Economía, Fernando Gimeno, insistió en la necesidad de incrementar el recibo del agua y la basura por encima del IPC, pero se mostró dispuesto a reducir las pretensiones iniciales del Área de Economía (alcanzar alrededor de un 4,5% de aumento) para satisfacer las exigencias de CHA e IU. "No nos queda más remedio", dijo.

Confirmado el acuerdo de elevar la mayoría de los tributos un 1,8%, la duda ahora es saber cuánto subirá los recibos del agua y la basura. Aunque no se llegue a porcentajes que ronden el 4% o 5%, Gimeno consideró "razonable subir por encima del IPC". La política de recuperación de costes, "a la que obliga la ley", y el encarecimiento del servicio con la llegada de agua de Yesa son los motivos.

Pero CHA e IU insistieron ayer en subidas en el entorno de la inflación, no mucho más allá. "No estamos dispuestos a seguir la senda de años anteriores. Descartamos la subida por encima del IPC", afirmó el portavoz nacionalista, Juan Martín. Aunque el concejal de IU, José Manuel Alonso, dio cierto margen a la progresividad, se expresó en parecidos términos. Al final, a Gimeno le tocará ceder, al menos en parte.

El vicealcalde también se mostró dispuesto a aceptar la pretensión de IU de aplicar un incremento del 20% al IBI no residencial para inmuebles de más de un millón de euros de valor catastral. Esta era la principal exigencia de la formación de izquierdas.

Ahora al PSOE le tocará convencer a su socio, el PAR, que solo aceptaba un incremento del 10%. Pero Gimeno explicó que las empresas pueden deducir íntegramente el IBI y el IAE del Impuesto de Sociedades, por lo que recordó que en realidad la subida se la está "aplicando al Estado".

Modificación de 15 millones

Además de la proximidad de un acuerdo fiscal con CHA e IU, el PSOE también tiene que conseguir su apoyo para una próxima modificación presupuestaria para destinar los ahorros en las cuentas de este año a pagar facturas, sobre todo del transporte urbano. El recorte del sueldo de los funcionarios y otros ajustes serán la fuente para estos cambios en el presupuesto.

Etiquetas