Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

El cementerio estrenará tanatorio y memorial a principios de 2011 tras 4,5 millones de inversión

Además de las obras financiadas con el fondo estatal, está en marcha un nuevo aparcamiento y la urbanización exteriorEl plan director del camposanto de Torrero tiene un presupuesto global de 10 millones.

El cementerio estrenará tanatorio y memorial a principios de 2011 tras 4,5 millones de inversión
El cementerio estrenará tanatorio y memorial a principios de 2011 tras 4,5 millones de inversión

El cementerio de Torrero se enfrenta, posiblemente, a su mayor lavado de cara de las últimas décadas. Las obras del tanatorio, los nuevos hornos, la construcción del nuevo memorial para los fusilados republicanos... En total, 4,5 millones de euros financiados con cargo al Fondo Estatal para el Empleo y la Sostenibilidad Local (FEESL) para modernizar uno de los espacios públicos más concurridos de la ciudad. A principios de 2011, estarán terminadas las obras más importantes.

Pero estos 4,5 millones se integran en un plan de mejoras en el que se negocia la participación al 50% de la empresa concesionaria (Serfutosa) y que ha previsto unas inversiones de unos 10 millones de euros. De momento, acaban de comenzar obras valoradas en dos millones, financiados por Serfutosa y que permitirán, en un plazo de 12 meses, renovar la urbanización exterior, la construcción de una nueva zona de aparcamiento en la trasera del complejo funerario o la mejora del monumento a los caídos. "Como mejoramos la concesión, por cada euro que pone la administración, la adjudicataria pone otro. Al final acabaremos en el 50%", afirma el concejal de Urbanismo, Carlos Pérez Anadón.

Quizá la obra más destacada sea la del tanatorio, de 2.433 metros cuadrados, que se encontraba en una situación muy precaria. Construido en el año 1977, solo había tenido una ampliación en 1993, cuando se colocaron los dos hornos crematorios. Ahora se van a instalar cuatro hornos, que incorporarán potentes filtros para evitar las emisiones de CO2. Además habrá una antesala en la zona de incineración, dos estancias de espera y se suprimirán las barreras arquitectónicas.

Diversidad de cultos

En el tanatorio, se mejorarán las dos salas de ceremonias, que ganarán en altura y se adaptarán para actos civiles y cultos no católicos. "Teniendo claro y respetando la realidad de que hay una mayoría de enterramientos católicos, son crecientes los de otras creencias o los que no responden a ninguna", dijo Pérez. Por otro lado, de seis velatorios se pasará a tres, mucho más espaciosos y se habilitarán nuevas salas de uso administrativo. Otra obra destacada es la construcción de un túnel subterráneo para facilitar el tránsito de féretros, que se elevarán mediante una plataforma mecánica hasta el espacio en el que los allegados del fallecido le rendirán homenaje. Este pasadizo llega hasta el edificio principal del complejo funerario, con el que se podrá conectar en un futuro.

También ha comenzado la construcción del memorial de los 3.500 republicanos asesinados por motivos políticos en Zaragoza. Fueron fusilados en las mismas tapias del cementerio. Se trata de un monumento al que se llegará a través de una espiral en la que estarán colocados los nombres de estos hombres y mujeres represaliados durante la Guerra Civil y por el franquismo. "Queremos que sea el cementerio de la memoria. Aquí está la historia de la ciudad", afirma Pérez Anadón.

Además de las obras que ya están en marcha, el objetivo es que Serfutosa inicie trabajos diversos para mejorar las instalaciones, sobre todo las seis hectáreas de sepulturas de tierra, en la zona antigua. Se incorporará riego, caminos, jardinería y mobiliario. También se va a adecentar el pinar situado junto al tanatorio.

El Ayuntamiento de Zaragoza, por su parte, quiere hacer obras para mejorar las pésimas condiciones del cementerio musulmán, que incorporará un pequeño edificio de servicios para que los allegados puedan cumplir con los ritos funerarios de esta religión.

Etiquetas