Zaragoza
Suscríbete

NUEVO ESTADIO

Pérez Anadón señala que las obras del campo de fútbol empezarán "en 2011"

El consejero de Urbanismo descarta que comiencen antes de las elecciones. La oposición critica el cambio de planes anunciado ayer por Manuel Blasco.

Los partidos políticos reaccionaron ayer a las declaraciones que el portavoz del PAR en el Ayuntamiento, Manuel Blasco, realizó a este diario, y en las que admitía que es "posible" que las obras del nuevo campo de fútbol de San José se retrasen al menos hasta después de las elecciones, cuando se esperaba que empezaran a finales de este año o comienzos de 2011.

Por parte de la oposición, el PP reaccionó ayer diciendo que con esta decisión se cumple la postura que ellos han mantenido con este proyecto, que consideran "importante pero no urgente", en palabras de su portavoz, Dolores Serrat. Juan Martín (CHA) apuntó que esto demuestra la "incapacidad política" del PAR y que "la decisión de retrasar no es política, es obligada por los mercados". Y José Manuel Alonso (IU) opinó que "el fracaso en la búsqueda de financiación ha dejado colapsado el proyecto". Por el PSOE, su portavoz, Carlos Pérez Anadón, señaló que la postura de su socio de Gobierno "es realista", y ratificó que las obras empezarán "a lo largo de 2011", en concreto, "después de las elecciones".

El también consejero municipal de Urbanismo recordó que se plantearon el periodo actual para "avanzar en el proyecto y en el plan de viabilidad, que estará en breve", y que deberá decir "qué porcentaje aporta la financiación privada y cuál la pública". Pérez Anadón reconoció que "en una situación de crisis como esta no podemos plantear el campo de fútbol como una primera prioridad", aunque mantuvo que "tampoco se puede retrasar demasiado", a la vista de los eventos que podría acoger la ciudad en el futuro, como "la capitalidad cultural (2016), Expo Paisajes (2014) o el Mundial de fútbol (2018)".

"El campo tiene que estar, lo importante ahora es ir avanzando", dijo Pérez Anadón, quien recalcó que este "no es un proyecto político de segunda, es importante para desarrollar la orla este". "Quiero hacer un proyecto irreversible, no electoral", señaló, en referencia al retraso hasta después de las elecciones.

Críticas de la oposición

Dolores Serrat (PP) dijo que estos cambios de planes "ponen de manifiesto que este equipo de gobierno está acabado" y que la "sensación de parálisis" que, a su juicio, da el gobierno PSOE-PAR, "será más acusada hasta las elecciones". "Hay un agotamiento total", añadió.

Además, Serrat defendió que con su postura actual, el PAR "se va a las tesis del PP", ya que su formación viene manteniendo que "el campo de fútbol es un proyecto importante, pero no urgente". "Hay que acabar los proyectos que están en marcha, no emprender grandes acciones", señaló. Serrat afirmó que "el actual proyecto ahora es inviable porque la financiación no ha estado clara nunca" y que "después de lo que dice Blasco, el estudio de viabilidad apunta a que es necesaria financiación pública, que ahora no existe".

Juan Martín, por su parte, afirmó que este anuncio "es la culminación de la gran mentira del PAR", y que demuestra "incapacidad política". "El PAR logró paralizar las obras de un estadio que ahora estaría construido y cuatro años más tarde ha sido incapaz de hacer nada, la parcela de la Romareda ha perdido valor... A cualquier político se le exigirían responsabilidades, pero hablando del PAR nadie lo espera", apuntó.

José Manuel Alonso (IU) consideró que "era previsible" este retraso, ya que "la participación privada es fundamental" en el proyecto. "El plan de financiación está teniendo poco éxito, esto es evidente", apuntó. Señaló que su formación mantiene que "no tiene sentido pensar en la construcción de un estadio en una situación como esta" y no apoyará que se destine dinero vía presupuestos.

Etiquetas