Zaragoza
Suscríbete

VERANEO EN LA CIUDAD

Marquesina por sombrilla

Por unas razones u otras, numerosos zaragozanos se han quedado este año sin vacaciones. Pero no hay que alarmarse, la ciudad también ofrece en agosto buenas oportunidades de ocio y tiempo libre para divertirse.

Un grupo de jóvenes universitarios disfruta tomando algo en una de las terrazas del centro de Zaragoza.
Marquesina por sombrilla
ESTHER CASAS

En Zaragoza te puedes montar muchos planes 'chill out' durante el verano", asegura Inma Pomar, de 19 años. Los jóvenes (y no tan jóvenes) que por diversos motivos permanecen en agosto en la ciudad no han dudado en unirse a este 'buen rollo' del verano.

La crisis económica y los exámenes de septiembre son solo algunas de las razones por las que muchos zaragozanos no pueden salir de vacaciones. Pero no por ello han decidido encerrarse en casa esperando los días para volver al trabajo. Existen muchas alternativas para pasar las vacaciones en la ciudad. Sobre todo hay que divertirse, no gastar mucho dinero y explorar los alrededores, porque solo hay vacaciones una vez al año y nadie debe desperdiciarlas.

Las playas de la Expo no tienen nada que envidiar a las de Salou o Peñíscola. Andar descalzos sobre la arena, tomarse una caña en el chiringuito y refrescarse en el agua con los amigos hacen que quedarse en Zaragoza durante el mes de agosto no sea una tragedia.

Además, el recinto Expo también ofrece diversas actividades para pasar un buen rato en familia o con los amigos. El parque infantil Balambambú, Las Ranillas Urban Golf, el Quasar Élite (una aventura láser)... son algunas de las opciones divertidas para pasar pasar una tarde de agosto con la familia o los amigos.

Asimismo, Zaragoza cuenta con 21 centros con piscinas de verano. Trece de ellos se sitúan en los barrios urbanos, y los restantes, en barrios rurales. "Como no me puedo ir a la playa este año voy a la piscina a tomar el sol", cuenta Rosa Aleixandre, de 22 años. "Pero yo no voy a las públicas. Tengo la suerte de poder bañarme en la urbanización de algún amigo", añade Jorge Gonzalo, de 21 años.

En verano muchos zaragozanos aprovechan el tiempo libre para hacer deporte. Desde los más habituales como la natación o el tenis, hasta los calificados como de 'aventura': piraguas en el Ebro o motociclismo a campo abierto. "Yo salgo con la moto a primera o última hora del día por Cadrete. Me encanta hacer enduro con mis amigos. Eso sí, respetando el medio ambiente y procurando no hacer demasiado ruido", explica Miguel Ángel Santillán.

No hay que olvidar que la mayoría de comercios siguen ofreciendo productos a precios rebajados. "El mes de agosto es el mejor momento para ir de rebajas porque no hay nadie en las tiendas", explica Alejandra Bermejo.

Ahora bien, los jóvenes cuando más disfrutan es por las noches. Discotecas, bares y 'pubs' se llenan al caer el sol. "Los fines de semana vamos a tomar tapas a los bares del Tubo y luego bailamos un rato", afirma Inma Pomar.

Un poquito de cultura

El cine, el teatro y los museos también son una alternativa para pasar el rato solo o acompañado. Estas semanas hay varias películas para todos los públicos. Además, la Filmoteca de Zaragoza, que interrumpió sus proyecciones en julio, ha recuperado la programación en agosto con ciclos de Truffaut y Kurosawa.

La lectura también es una de las aficiones favoritas de los ciudadanos. "Las novelas me hacen desconectar", comenta Pilar Sánchez. Una de las novedades en Zaragoza es la biblioteca pública Cubit, que cuenta con una importante sección especializada en jóvenes y redes sociales. Reúne 15.000 títulos en todos los soportes, desde los libros tradicionales o los cómics hasta los audiovisuales, con videojuegos y nuevas tendencias musicales.

En definitiva, se puede salir de casa en vacaciones sin gastar apenas dinero. Además, en algunos casos, ni siquiera es necesario coger el coche.

Etiquetas