Zaragoza
Suscríbete

UNA PELIGROSA MODA

Un zaragozano, herido al hacer 'balconing' en Ibiza

La víctima, de 25 años, fue ingresada por un corte en la cabeza tras precipitarse al vacío al tratar de pasar de una habitación a otra.En Baleares, donde ya han muerto cuatro personas este verano, esta práctica se ha convertido en un "fenómeno sociológico".

El 'balconing' se ha convertido en una moda peligrosa
Un joven zaragozano, herido en el último caso de 'balconing' al caer desde una terraza en Ibiza

Un joven zaragozano es uno de los últimos herido por el 'balconing', la peligrosa práctica que estos días prolifera en los destinos de turismo joven de España y que está provocando una gran cantidad de accidentes. Los huéspedes de los hoteles y apartamentos tratan de pasar de habitación a habitación a través del balcón, o se lanzan desde las terrazas a las piscinas, generalmente en estado de embriaguez.

En este caso, un vecino de Zaragoza de 25 años, cuya identidad no ha trascendido, trataba de saltar de un piso al contiguo a través del balcón, en la isla de Ibiza, según fuentes de la Policía Local y del 061. El suceso ocurrió el miércoles por la noche, y la víctima cayó al intentar el salto, precipitándose sobre una cafetería.

El joven, que acababa de llegar a la isla para pasar unos días de vacaciones, tuvo que ser trasladado de urgencia al hospital Can Misses, donde fue ingresado con pronóstico reservado afectado por un corte en la cabeza. Al parecer, y siempre según las citadas fuentes, el joven se encontraba en la terraza del apartamento bajo los efectos del alcohol.

El 'balconing' se está convirtiendo en un "fenómeno sociológico", según los expertos, mientras las autoridades y los hosteleros buscan la manera de atajarlo. En lo que va de verano han sido ingresados en centros hospitalarios de Baleares al menos 30 jóvenes que se cayeron desde los balcones de sus alojamientos, sobre todo visitantes extranjeros. Cuatro de ellos perdieron la vida.

Los jóvenes, generalmente después de haber consumido alcohol y drogas, intentan pasar de balcón a balcón, o se lanzan desde las terrazas a modo de 'trampolín' hasta las piscinas de los hoteles y apartamentos.

Desde las asociaciones hoteleras de las zonas afectadas aseguran que han tratado de solucionar el problema, y que todos los establecimientos cumplen las normativas que exigen los 'turoperadores' en cuanto a altura de las barandillas. Algunos hoteles incluso han optado por cerrar totalmente las terrazas. No obstante, los hoteleros de Baleares ya planean hacer una campaña de sensibilización para turistas e intentar así atajar este fenómeno.

Etiquetas