Zaragoza
Suscríbete

FUEGO

Un molino arde en La Muela y provoca un incendio forestal de unas 20 hectáreas

El fuerte viento obligó a movilizar un amplio dispositivo que tardó seis horas en sofocarlo.

Un helicóptero echa agua sobre las llamas mientras un hidroavión sobrevuela la zona del incendio.
Un molino arde en La Muela y provoca un incendio forestal de unas 20 hectáreas
ESTHER CASAS

El incendio de uno de los muchos aerogenerado- res instalados en el alto de La Muela dio ayer un buen susto a los servicios de extinción del Gobierno de Aragón. Las llamas del gigantesco molino prendieron en los matorrales situados justo debajo, y el fuerte viento que soplaba en la zona hizo que el fuego se propagase a gran velocidad obligando a movilizar numerosos medios terrestres y aéreos que tardaron seis horas en sofocarlo. En total, se quemaron unas 20 hectáreas de matorral, cultivos y pinar.

El fuego se inició poco antes del mediodía, cuando uno de los molinos de viento que la empresa Gamesa tiene al norte del casco urbano de La Muela, en el lado derecho de la autovía según se circula hacia Zaragoza, comenzó a arder por causas que deberán determinarse.

Las llamas destruyeron por completo la cabina y gran parte de las palas del aerogenerador. De hecho, tres horas después seguían activas en lo alto del aparato. No obstante, nada más iniciarse también saltaron a la vegetación situada a los pies de la estructura.

A pesar de que en la zona solo hay campos de secano, pastos y matorral bajo, a esa hora soplaban rachas de viento de más de 70 km/h, lo que hizo que el fuego se propagase rápidamente hacia el norte y el noroeste saltando sobre zonas que no llegaron a quemarse y alcanzando el pinar que hay en la bajada desde el alto de La Muela hacia el término municipal de Botorrita -por eso el incendio también pudo verse desde la autovía Mudéjar-.

El fuerte viento reinante obligó a movilizar un amplio dispositivo de extinción formado por dos cuadrillas helitransportadas -la de Brea y la de Calamocha- y otras tres terrestres; la brigada de refuerzo de incendios forestales (BRIF) de Daroca; un pelotón de la Unidad Militar de Emergencias (UME); los dos hidroaviones y el helicóptero Kamov que el Ministerio de Medio Ambiente tiene destinados en la Base Aérea de Zaragoza; cuatro vehículos autobombas; y un helicóptero de coordinación. Además, en las labores también participaron los Bomberos del Ayuntamiento de Zaragoza y del parque que la DPZ tiene en La Almunia.

A pesar de ese gran despliegue, los medios aéreos y terrestres no lograron frenar el avance de las llamas hasta las 15.30. La rapidez con la que se propagaba el fuego hizo que se viviera algún momento de tensión, pero finalmente el incendio se dio por controlado en torno a las 18.00. No obstante, a lo largo de la pasada noche dos cuadrillas terrestres y dos autobombas han estado vigilando y refrescando la zona afectada para evitar que las llamas pudieran reproducirse.

Balance positivo

De momento, la temporada de máximo riesgo de incendios está siendo bastante positiva en Aragón. Según las estadísticas provisionales del Departamento de Medio Ambiente, hasta el pasado 1 de agosto habían ardido en la Comunidad 1.098 hectáreas, de las cuales 883 eran monte arbolado. Esa cifra contrasta, y mucho, con las 13.600 hectáreas que se habían quemado el año pasado por estas mismas fechas.

Curiosamente, el fuego más grave ocurrido en Aragón este año se produjo fuera del perio-do de máximo riesgo. Se trata del incendio que el pasado mes de marzo carbonizó 854 hec- táreas de bosque en Sos del Rey Católico.

Las negligencias y los hechos accidentales siguen siendo la principal causa de las llamas, ya que en este 2010 han provoca- do el 64% de los 274 incendios registrados hasta ahora en la Comunidad. Otro 13% fueron intencionados, el 12% se debió a la caída de rayos y el 10% restante corresponde a fuegos en los que no ha sido posible establecer el origen de las llamas.

Etiquetas