Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

SOCIEDAD

Gimeno dice que el chabolismo en Zaragoza "no es un problema grave"

De las veintiséis familias que todavía residen en chabolas en Zaragoza, veintiuna están ya en proceso de inclusión social.

De las veintiséis familias que todavía residen en chabolas en Zaragoza, veintiuna están ya en proceso de inclusión social, ha afirmado hoy el vicealcalde de la capital aragonesa, Fernando Gimeno, quien ha subrayado que "el chabolismo en esta ciudad no es un problema grave".

Precisamente erradicar el chabolismo es una de las medidas incluidas en el convenio de colaboración firmado hoy por Gimeno y Ana Fernández, consejera de Servicios Sociales y Familia del Gobierno de Aragón, por un importe de 14,3 millones de euros, con el objetivo de "incentivar las políticas sociales en tiempos de crisis", ha agregado el vicealcalde.

Para Gimeno, el problema de chabolismo está bastante controlado, se soluciona poco a poco al ser un "proceso lento que se va produciendo con las medidas adecuadas", ya que "a veces ni siquiera es posible hacerles cambiar de vivienda porque ellos mismos no quieren".

El convenio firmado hoy atenderá tres grandes bloques: La inclusión social, para la que se destinará el 23 por ciento del importe; la dependencia, con más del 50 por ciento, y el resto para el mantenimiento del personal de servicios sociales, ha explicado Fernández.

"La inclusión social albergará las ayudas de urgencia, el albergue municipal y los programas de erradicación del chabolismo", ha agregado la consejera, mientras que el apartado relativo a la dependencia se ocupará de las ayudas a domicilio y del programa Respiro para las familias cuidadoras.

Además, el acuerdo también supone una serie de prestaciones básicas como el servicio de teleasistencia o de alojamiento temporal para mujeres maltratadas y para transeúntes, e incluso se actuará sobre las personas en riesgo de exclusión, acciones para las cuales se destinarán más de ocho millones de euros.

Fernández ha calificado de "buena" la situación de Aragón en materia de dependencia con respecto al resto de España, ya que ocho de cada diez personas dependientes están recibiendo la atención que requieren.

Asimismo, ha informado de que de las 19.000 solicitudes, el 86 por ciento ya tiene un dictámen, y de esas personas, el 83 por ciento ya están siendo atendidas.

La consejera ha añadido que se han creado alrededor de 400 plazas residenciales en los últimos meses, con lo que asciende a 9.000 la cifra de plazas a disposición de las personas dependientes.

Asimismo, este acuerdo contempla la financiación de 129 puestos de trabajo en los Centros Municipales de Servicios Sociales entre educadores, psicólogos, trabajadores sociales, y técnicos auxiliares y de urgencia.

Este convenio, financiado por el Gobierno aragonés y por el Ayuntamiento de Zaragoza al 50 por ciento, supone que se haya incrementado en un 40 por ciento el importe que los Servicios Sociales zaragozanos reciben con respecto al primer año de legislatura, ha enfatizado Fernández.

En concreto, el presupuesto para ayudas de urgencia ha aumentado más de un 29 por ciento desde 2007 y la ayuda a domicilio más de un 30 por ciento.

Respecto al beneficio que el inmigrante podría sacar de este convenio, Gimeno ha afirmado que "ha pasado el tiempo suficiente para que la población inmigrante utilice con normalidad los servicios comunitarios generales", y ha explicado que en algunos barrios zaragozanos el porcentaje de inmigrantes asciende al 20 por ciento.

"Además de las políticas específicas de inmigración, convenios como éste tienen también una traducción para el inmigrante, porque cada vez están más integrados en nuestra ciudad", ha dicho.

El vicealcalde de Zaragoza ha asegurado que la política de recortes que van a efectuar "no afectará a las políticas sociales", mientras que la consejera de Servicios Sociales y Familia ha añadido que "el Gobierno de Aragón no ha mermado este año su cuantía en materia de inclusión social".

Etiquetas