Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

SANIDAD

Pasar consulta a 32 grados en La Almozara

Usuarios y trabajadores del centro de salud del barrio denuncian el deficiente sistema de refrigeración de las instalaciones, una de las más antiguas de la capital aragonesa. Recurren a abanicos y ventiladores para hacer frente a las altas temperaturas.

El abanico hace más llevadera la espera antes de entrar en la consulta.
Pasar consulta a 32 grados en La Almozara
ESTHER CASAS

T ermómetros a 32 grados en la consulta, médicos sin batas o con las mangas remangadas para paliar el calor y pacientes, muchos pacientes, con abanico. Así están haciendo frente usuarios y personal del centro de salud de La Almozara a las altas temperaturas que se están registrando estos días en Zaragoza.

"Pasa detrás del mostrador y verás. Es imposible estar aquí", invitaba ayer una de las trabajadoras de la recepción de la primera planta. Un pequeño ventilador a sus espaldas intenta hacerles más llevadero el día a día, pero el aire apenas consigue bajar algo la temperatura. "Aquí es imposible no sudar. Parte de los aparatos no funcionan y los que lo sí que lo hacen apenas se notan...", añadía.

Los trabajadores llevan soportando esta situación desde hace varios años, pendientes de que se construya el nuevo centro de salud para la zona. Sin embargo, las obras nunca comienzan. "Estamos ya un poco hartos. En esta consulta el termómetro alcanza a primera hora de la mañana los 34 grados. Luego, con el ventilador consigo que baje hasta los 32", explicaba una de las doctoras. Debido al intenso calor que se concentra en el edificio, el año pasado esta facultativa tuvo que atender dos síncopes de pacientes mientras pasaba consulta. "Aquí no hay medida, el sistema no funciona. Ahora nos asamos y en invierno estamos trabajando a diez grados...", señalaba.

Pero la situación llega también a ser agobiante en otras partes de las instalaciones. El encargado del archivo de los historiales médicos comprueba, termómetro en mano, como los días de intenso calor el mercurio supera los 30 grados en su puesto de trabajo. Ayer era una de esas jornadas, el medidor superaba esa cifra a pesar de que en la misma habitación se encontraban funcionando dos viejos aparatos de aire acondicionado. "El techo es de plástico y se concentra todo el calor. Solo notas un poco de fresco si estás justo debajo. Nos dicen que hay centros que están peor, pero...", lamentaba este trabajador.

El personal del centro ya ha remitido varias quejas al consejo de salud del distrito de La Almozara y este las ha elevado a la dirección de Atención Primaria del sector II. "Ni usuarios ni trabajadores pueden continuar así mucho más tiempo. Nos dijeron que las obras del nuevo centro comenzarían a principios de año, luego, a finales... Pero alguna solución tienen que dar", demandaba Manuel Izuel, representante del PAR en el consejo de salud del distrito.

Edificio en mal estado

Algunos usuarios han presentado quejas por el mal funcionamiento del sistema de refrigeración y calefacción y por el estado general del edificio. Los años han pasado factura a estas instalaciones que presentan un aspecto bastante deteriorado a simple vista. Hay zonas del centro, donde las instalaciones eléctricas se encuentran al alcance de los niños y varias incluso están rotas.

La sala donde se realizan los electros y las espirometrías tampoco se encuentra mucho mejor. Está situada en un hueco de escalera sin apenas ventilación. "Y los aparatos están a escasos centímetros de los cuadros de telefonía. Se supone que pueden interferir en las pruebas", apunta otro de los empleados.

Por su parte, fuentes de Salud y Consumo del Gobierno de Aragón aseguraron ayer que el nuevo centro de salud se encuentra dentro de las previsiones del departamento, ya que se es consciente de las necesidades del barrio.

De hecho, explicaron que ya se ha llegado a un acuerdo con el Ayuntamiento de Zaragoza para la cesión del solar donde estarán ubicadas las nuevas instalaciones. Ya se ha redactado la memoria funcional y el proyecto. Precisamente, en estos momentos este último está en revisión técnica.

Etiquetas