Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

EBROBUSES

Los barcos cierran junio con el 38% de ocupación y sin completar el trayecto la mitad de los días

El viento y las condiciones del cauce limitaron la navegabilidad el pasado mes. Comienzan los viajes concertados en el Félix de Azara, pero el servicio regular tendrá que esperar.

Uno de los Ebrobuses, el pasado sábado, a su paso por las inmediaciones del Puente de Piedra
Los barcos cierran junio con el 38% de ocupación y sin completar el trayecto la mitad de los días
CARLOS MONCÍN

Los Ebrobuses cerraron su primer mes de servicio de la presente temporada con 1.690 pasajeros, un 38% de ocupación y dificultades diversas a la hora de navegar. No en vano, las condiciones del caudal y los vientos causaron problemas la mitad de los días de servicio, hasta el punto de que durante tres jornadas los barcos tuvieron que quedarse amarrados en el puerto flucial de Vadorrey.

En total, se hicieron 186 servicios en 22 días (los viajes comenzaron el 5). La mayor parte de los de los billetes se vendieron el 5 y el 6 de junio, cuando atraídas por los recorridos promocionales a solo un euro subieron a los Ebrobuses más de 1.140 personas. La cifra representó un 16% de los 7.000 billetes que se expendieron durante la temporada de 2009. Pero después la afluencia aflojó notablemente y entre el 8 y el 30 de junio embarcaron 550 personas.

Problemas con la crecida

Sin duda, han influido las dificultades para navegar que ha habido durante junio, vinculadas a los vientos y las condiciones del río. Los días 19, 20 y 22 de junio no se pudo prestar servicio por la crecida del caudal, el aumento de la fuerza de la corriente y los vientos, según la concesionaria.

Además, otros nueve días (13, 18, 23, 24, 25, 26, 27, 29 y 30) se tuvo que modificar o recortar el recorrido previsto debido a incidencias diversas en el canal de navegación en algunos tramos del río, sobre todo entre el puente de Santiago al recinto de la Expo, la zona donde más problemas de calado han tenido las embarcaciones desde que se puso en marcha el servicio en 2008.

Pese a las dificultades del primer mes de servicio, la empresa explotadora del servicio, Alosa, se mostró satisfecha por el resultado. "Junio es un mes raro, es el más complicado, porque los estudiantes están de exámenes, los colegios no hacen actividades y turistas no hay. Pero ha sido un mes bueno con la salvedad de las inclemencias del tiempo", dice el responsable de Alosa, Pablo Martín Retortillo.

La ocupación es inferior a los del primer mes de la temporada pasada. No obstante, en 2009 el servicio de navegación fluvial arrancó en julio y hubo 28 días de navegación, 223 servicios y un 41% de ocupación. Pablo Martín Retortillo se mostró convencido de que este julio se mejorarán los resultados del mismo mes del año pasado. "Estos calores del verano nos van a venir bien, porque el paseo es muy agradable", afirma. El inicio de los viajes concertados en el catamarán Félix de Azara o de los paseos en Ebrobús por la noche pueden ser dos alicientes.

La semana pasada se finalizó la instalación de los motores fuera borda en el Félix de Azara, que tiene capacidad para 80 personas, y ya el viernes se hizo un servicio para un grupo. No obstante, Alosa no iniciará el servicio regular hasta que "no se garanticen las condiciones de navegabilidad óptimas para esta embarcación, fundamentalmente vinculadas a la gobernabilidad por el viento". Por lo tanto, seguirán las pruebas.

Viajes en el catamarán a un euro

Sin embargo, y si las condiciones meteorológicas no lo impiden, el próximo jueves se harán viajes promocionales en el catamarán por la zona del azud. Los recorridos serán de media hora de duración y se fijará un precio de un euro por pasajero.

Alosa confía en que los diferentes acuerdos comerciales que se han establecido con diversas entidades y empresas permitan mejorar los resultados. Por ejemplo, hay descuentos para el Club de Amigos del parque del Agua o para los usuarios del acuario de Zaragoza y de la telecabina de Aramón. "Queremos que el visitante conozca el Ebro, que tiene que ver con el relax y la naturaleza", dijo Martín Retortillo.

Etiquetas