Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

OBRAS PÚBLICAS

Comienzan mañana las obras de adecuación paisajística de Ranillas

El proyecto permitirá recuperar y rehabilitar la senda fluvial del sector, así como favorecer su integración en el casco urbano de Zaragoza.

El Ayuntamiento de Zaragoza iniciará el martes las obras de adecuación paisajística del paseo de la ribera de Ranillas, que permitirán recuperar y rehabilitar la senda fluvial del sector, así como favorecer su integración en el casco urbano de la capital aragonesa.

El plan de obras, según informa el Consistorio zaragozano en un comunicado, prevé la eliminación de los puntos bajos de la defensa frente a las inundaciones extraordinarias del río Ebro en su margen izquierda, con el fin de homogeneizar este tramo fluvial con los anteriores y posteriores.

En esta zona, comprendida entre el paseo de Ranillas y el vial norte del Actur, se han llevado a cabo recientemente actuaciones diversas vinculadas a la Expo 2008.

El Ayuntamiento de Zaragoza considera preciso ahora integrar paisajísticamente el entorno de la zona de ribera, que actuó como límite en los diferentes proyectos ejecutados. Estos trabajos, que se han adjudicado a la empresa Marco Obra Pública SA, cuentan con un presupuesto de 522.000 euros y disponen de un plazo de ejecución de 140 días.

La obra prevista para la adecuación paisajística del entorno se extiende a lo largo de una superficie de 1.100 metros de longitud y de 3,5 metros de anchura de coronación.

En sus primeros 340 metros de recorrido, la coronación se rematará con un camino delimitado por bordillos jardineros, que podrá ser usado por viandantes y bicicletas, y que se integrará en la red de caminos del Parque Metropolitano del Agua, mientras que el resto recibirá un tratamiento vegetal y no será transitable.

En los dos taludes del paseo se ha previsto un tratamiento vegetal para facilitar su integración paisajística en el entorno urbano.

Así, el talud que está en contacto con el río se protegerá para evitar erosiones, y recibirá aportaciones de tierra vegetal para poder realizar una hidrosiembra.

La ladera contraria se cubrirá de pradera, así como la parte superior o coronación de la zona, en la zona donde no está previsto un camino peatonal.

En total, se va a trabajar sobre una superficie peatonal total de 1.687 metros cuadrados, con la previsión de introducir 3.387 metros lineales de conducciones de riego para que los trabajos de jardinería puedan arraigar y suavizar la fisonomía paisajística de la zona.

La ejecución del proyecto de adecuación paisajística del paseo de la ribera de Ranillas obligará, además, a realizar un recrecido de las arquetas de la zona y a la construcción de un nuevo colector.

Etiquetas