Despliega el menú
Zaragoza

HERIDOS

Dos intoxicados, uno grave, al arder sus viviendas cuando estaban durmiendo

Una de las víctimas logró salir a gatas a la escalera, donde fue rescatada semiinconsciente.

Dos personas resultaron ayer intoxicadas en sendos incendios registrados durante la madrugada como consecuencia del sobrecalentamiento de aparatos eléctricos. Una de las víctimas fue asistida con oxígeno en su propio domicilio, pero la otra inhaló mucho humo y tuvo que ser trasladada de urgencia al Hospital Miguel Servet. De hecho, los Bomberos la encontraron semiinconsciente en la escalera del edificio, a donde llegó a gatas y en ropa interior.

Según informaron fuentes del 080, el primer suceso se produjo sobre las 0.50 en el número 41 de la calle de Mariano Cerezo. Cuando los equipos de rescate llegaron al piso siniestrado, comprobaron que una mujer que dormía en su interior había resultado afectada por el humo. Sin embargo, no revestía demasiada gravedad y no fue preciso trasladarla a un centro hospitalario.

Aunque se ha abierto una investigación para averiguar cuál fue el origen del incendio, todo apunta a que este comenzó en la cocina de la vivienda en la que estaban recalentando comida.

Los Bomberos necesitaron poco más de media hora para sofocar las llamas. En las labores de extinción participaron una bomba urbana ligera y una autoescala de 18 metros de altura.

Más complicada resultó la intervención que llevaron a cabo sobre las 2.22 en el número 17 de avenida de Goya. En este caso, el origen del incendio fue una impresora de ordenador. Por motivos que se desconocen, el aparato se sobrecalentó y comenzó a producirse una combustión lenta que generó una gran cantidad de humo. El único inquilino de la vivienda, un hombre de 39 años identificado con las iniciales P. B., estaba durmiendo, por lo que no se dio cuenta de lo que estaba pasando en el salón, donde se hallaba el ordenador y la impresora.

Un vecino, alarmado por la gran humareda que había en la caja de la escalera, puso en alerta a los Bomberos. Cuando llegaron, se encontraron a un hombre tirado en un rellano. Se dieron cuenta enseguida de que era el ocupante de la vivienda y de que había inhalado demasiado humo, por lo que le administraron oxígeno y lo evacuaron rápidamente al Servet.

Por otra parte, los técnicos investigan las causas de un incendio que se declaró el pasado sábado en un laboratorio del área de Química del Centro Politécnico Superior (CPS) de Zaragoza y que causó daños materiales importantes. El servicio de vigilancia del campus detectó el fuego a las 19.30, cuando se dispararon las alarmas, y fue rápidamente sofocado por los bomberos.

Etiquetas