Despliega el menú
Zaragoza

AFECTA A 12.000 TRABAJADORES

Las empresas de Plaza exigen otro acceso ante los constantes atascos

El vial cuesta diez millones y cuenta con un anteproyecto, bloqueado por discrepancias entre la DGA y los propietarios del suelo. Doce mil personas trabajan en la plataforma, que carece de transporte público eficiente.

Congestión en la salida por el vial de la Feria, ayer por la tarde.
Las empresas de Plaza exigen otro acceso ante los constantes atascos
O. DUCH

"No puede ser que se venda la plataforma logística de Zaragoza como la mayor del mundo y luego estemos condenados a sufrir unos accesos tercermundistas". Así de contundente se expresó ayer el director de Airtex, José Miguel Guinda, una de las 45 empresas implantadas en Plaza que se reunieron el pasado jueves en la Cámara de Comercio para hacer frente común a la hora de exigir un nuevo acceso al complejo. Este vial está dibujado en los planos desde el primer día al noreste de Plaza, pero sigue bloqueado.

La DGA responsabiliza a la propiedad de los suelos afectados de la paralización, pero esta asegura que los ha puesto a su disposición, enseñando a este diario el escrito tramitado ante las administraciones el pasado mes de marzo.

El presidente de la Asociación de Empresarios de Plaza, José Luis Jiménez, explicó que las más de 200 empresas de la plataforma sufren a diario la congestión que se genera en el principal acceso, que también da cobertura al centro comercial y desemboca en la A-2 por un único carril de incorporación. "Solo tenemos una verdadera salida, ya que la del aeropuerto y la situada junto a la gasolinera del Cisne implican grandes rodeos. Y somos 12.000 trabajadores", explicó.

Su mayor temor es que la situación sea insostenible con la apertura de los centros de distribución del grupo BSH y Balay, la ampliación de Inditex y la completa puesta en servicio de la planta de Caladero. Varios centenares de camiones entran ya a diario en Plaza, que se colapsa en las horas punta. "Solo reclamamos que se haga un vial previsto porque los días que hay ferias se registran retenciones de hasta hora y media. Y en la última operación especial de tráfico, la de Semana Santa, cortaron este acceso toda la tarde", recordó.

José Luis Jiménez indicó que los otros accesos disponibles obligan a dar desvíos kilométricos y con el vial exigido se eliminarían por completo. "Y el problema se complica porque no hay un transporte público masivo y la mayoría de los trabajadores se desplazan en sus vehículos", añadió.

El responsable de Logística y Transportes de la Cámara, Diego Artigot, incidió en que la dependencia de un vial se agravará con la llegada de las nuevas empresas, que convertirá Plaza en una "ratonera". Por ello, tanto la Cámara como la patronal apoyan la reclamación, que llegará por escrito en los próximos días a la Consejería de Obras Públicas.

Desde la DGA se apuntó ayer que su voluntad es construir este acceso, que conectará con la vieja carretera de Madrid, a la altura de la rotonda de Arcosur. Sin embargo, responsabilizaron de la paralización a la propiedad de los suelos que cruza este vial (urbanizables de uso industrial y terciario y conocidos como el sector 90.1 del Plan General) por no sufragar una parte del coste de las obras. "Lo condicionaron a una recalificación, pero eso no nos corresponde a nosotros y ellos ya sabían las cargas que tenían cuando compraron. Luego plantearon que adelantáramos la inversión, a lo que nos negamos. Confíamos en la negociación", añadieron.

Fuentes de la junta gestora de los suelos consideraron que ellos no deben sufragar parte del vial y que han cumplido con su parte, poner a disposición los terrenos afectados, que suman 36.146 metros cuadrados. "La discusión está en quién tiene la responsabilidad de ejecutar el vial y no en un convenio urbanístico que nada tiene que ver con la cuestión. Si lo tienen tan claro, por qué no nos han obligado a asumir las cargas urbanísticas", subrayaron.

Etiquetas