Despliega el menú
Zaragoza

MUNICIPAL

El consenso dura media hora

Los grupos se sentaron ayer en la mesa para buscar un acuerdo sobre las medidas de ahorro del Ayuntamineto. El PP abandonó la reunión poco después de su comienzo.

Si antes de entrar a la sala, los portavoces hubieran hecho una porra sobre el éxito o el fracaso de la reunión, todos se habrían llevado el premio. Ninguno confiaba en que los grupos políticos del Ayuntamiento pudieran consensuar un plan de ahorro, y estas sensaciones previas se confirmaron en media hora. Fue el tiempo que tardó la portavoz del PP, Dolores Serrat, en salir de la reunión con sus propuestas no aceptadas bajo el brazo.

Esta actitud, pese a ser esperada, fue criticada por el resto de formaciones con mayor o menor dureza. "Vergonzoso", "ridículo" y "esperpéntico" fueron algunos de los calificativos. PSOE, CHA, PAR e IU, con el PP ya autodescartado para buscar acuerdos, siguieron con la reunión, convocaron para después una mesa con técnicos de cada partido, y tratarán -no lo tendrán fácil- de hacer un documento consensuado.

Habrá que ver si este proceso lleva a algún acuerdo concreto o no -el objetivo es que llegue al pleno de julio-. De momento, lo que es seguro es que el PP no participará. Dolores Serrat tuvo la difícil papeleta de defender la actitud de su partido, y explicó que tomó la decisión de abandonar la reunión porque las premisas que presentaron fueron rechazadas. "Si no hay acuerdo en lo político, no puede haberlo en lo técnico", dijo.

Serrat expuso el lunes diez premisas, entre ellas, no subir los impuestos, renunciar al campo de fútbol y al Centro de Arte y Tecnología o eliminar la consejería de Grandes Proyectos y las sociedades Desarrollo Expo y Zaragoza Global. Lo hizo por carta al alcalde y en rueda de prensa, lo que provocó el enfado de Belloch por un lado y del resto de partidos por otro, que criticaron que el PP no buscó un acuerdo con ellos porque no le mandaron el documento.

Serrat, por su parte, justificó su postura con que "el alcalde ha intentado plantear el problema como algo externo en lo que los demás tenemos que ser corresponsables". "Vive en la política del gasto y del despilfarro y no quiere cambiarla", concluyó.

El consejero municipal de Hacienda y Economía, Francisco Catalá, respondió que Serrat "se ha quitado la careta y ha mostrado la cara del PP nacional, de no colaborar y pensar que cuanto peor le vaya a Zaragoza, mejor le irá a ellos". Dijo que aplicar las medidas de ahorro de los populares "supondría un gasto de 35 millones" en concepto de merma de ingresos y de indemnizaciones, y expuso las propuestas del equipo PSOE-PAR: bajar la facturación de las grandes contratas, reducir un 15% la aportación a sociedades municipales y aplazar inversiones que no estén en ejecución, entre otras.

Manu Blasco (PAR), su socio de gobierno, dijo que "hay mucho margen para llegar a acuerdos" y que propondrán, entre otras cosas, "racionalizar la estructura municipal". Juan Martín (CHA) señaló que todos los esfuerzos se deben enfocar a "generar empleo y congelar los impuestos al 95% de la población". Su formación ha pedido al Gobierno abundante información sobre los ingresos y los gastos que tiene. José Manuel Alonso (IU), por su parte, advirtió de que no aceptará "ningún recorte del sector público, sobre todo de los servicios públicos y de las prestaciones sociales".

Etiquetas