Despliega el menú
Zaragoza

COMUNIDAD DE CALATAYUD

Dos familias unidas por el Ernest Lluch

El 'primogénito' del hospital conoció ayer a Sara, la niña nacida el día que el centro cumplió 25 años.

La familia premiada, junto al resto de asistentes al acto.
Dos familias unidas por el Ernest Lluch
JESúS MACIPE

La Asociación de Empresarios de Comercio y Servicios de Calatayud y Comarca entregó ayer una canastilla a los padres de Sara, una niña que nació el pasado 26 de mayo, cuando se cumplían 25 años del primer parto que se atendió en el hospital Ernest Lluch. Ayer Francisco Javier Lozano Ariza, el 'primogénito' del centro, conoció a la hija de Ahmed Sebli y Fátima Azahra Ait Salah, una pareja de Marruecos que desde hace 18 años reside en Calatayud.

Las dos familias se encontraron en un acto en el que a Javier se le entregó la foto de su madre el día después de dar a luz, cuando el entonces ministro de Sanidad, Ernest Lluch, la visitó en la habitación durante la inauguración del hospital. Los padres de la pequeña Sara, que nació a las 12.00 y pesó algo más de tres kilos, destacaron, por su parte, el trato recibido en el centro y agradecieron el regalo de la Asociación de Empresarios de Comercio.

"Nos ha venido muy bien, estamos muy contentos de que nos hayan ayudado", dijo su padre Ahmed, quien desde hace un tiempo está sin empleo. Javier pudo coger en brazos a la pequeña Sara. "Es muy maja, no me ha llorado ni nada", comentó este joven que nació un domingo -aunque se hizo esperar dos días porque su madre ingresó el viernes con los primeros síntomas del parto-. La madre de Sara señaló que la llegada de la pequeña les ha traído otros dos regalos: la visita durante un mes de sus abuelos paternos desde Marruecos y ahora la canastilla.

María Pilar Ariza, la madre de Javier, recordó que cuando le comunicaron que iba a visitarla el ministro, "a pesar de estar bastante fastidiada del parto", se metió a la ducha y se puso "guapa". Ariza, lamentó el fallecimiento de Lluch. "Me hubiera gustado volver a saludarlo, me dio mucha pena cuando lo mataron, pero también me llevé una alegría cuando al hospital le pusieron su nombre" (en 2002), indicó. La Asociación de Empresarios de Comercio anunció que a partir de ahora, cada año, entregarán un regalo al primer niño que nazca en el centro.

Etiquetas