Despliega el menú
Zaragoza

BIENES ECLESIÁSTICOS

Medio centenar de taxis zaragozanos, en lucha por la devolución de los bienes

Lucen pegatinas reivindicativas en puertas y reposacabezas con la campaña de HERALDO.

Antonio Claramonte, de Radio Taxi Aragón, ante su vehículo de trabajo.
Medio centenar de taxis zaragozanos, en lucha por la devolución de los bienes
LAURA URANGA

La reivindicación popular por la devolución de los bienes depositados en el Museo de Lérida cuenta desde hace unos días con nuevos aliados. Más de medio centenar de taxistas lucen, desde el pasado domingo y con la colaboración del HERALDO, pegatinas "por la devolución de los bienes aragoneses". La iniciativa ha surgido en el seno de la asociación Radio Taxi Aragón (976 383838). Su presidente, Antonio Claramonte, asegura: "Hemos iniciado esta campaña un poco por orgullo aragonés. Queremos conseguir que vuelvan los bienes, y para eso todos tenemos que ir levantando poco a poco la voz".

En 2008 Radio Taxi Aragón ya dio un paso al frente pidiendo la devolución, y el calendario que editó para ese año llevaba, mes a mes, fotografías de los bienes reclamados.

"Hay que levantar la voz y decir '¡ya vale!' -asegura Claramonte-. Lo que buscamos los taxistas con esta iniciativa es que el pueblo de Zaragoza, y todos los aragoneses, se unan a esta petición de devolución de los bienes. El Obispado de Lérida sabe de sobra que las tiene únicamente como depositario y nunca como propietario. Creo que a todos los taxistas que hemos abrazado esta iniciativa no nos importaría, si hubiera apoyo popular, ir hasta Lérida para reclamarlos allí".

De momento, unos 60 taxistas zaragozanos (a la campaña está previsto que se adhieran un centenar) lucen desde el domingo las pegatinas en sus puertas traseras. La mayoría de ellos, también han pegado otras similares, pero de tamaño más reducido, en los reposacabezas del interior. Así la reivindicación no pasa inadvertida al viajero.

Los taxistas llevarán las pegatinas al menos durante dos meses, y ya han empezado a causar efecto. "El lunes por la tarde me paró una mujer y, cuando vio de qué se trataba me dijo: '¡Chapeau por la idea! Es lo que tenemos que hacer todos los aragoneses'. Luego estuvimos hablando durante todo el trayecto del problema. Y se despidió diciéndome: '¡Tenéis que ir a por todas!".

Claramonte acude también en busca de viajeros a la estación del AVE. ¿Y si le para un viajero catalán? "Me da igual -subraya-. Yo defiendo lo mío. Además, los catalanes saben perfectamente que las obras depositadas en Lérida pertenecen a las parroquias aragonesas".

Etiquetas