Despliega el menú
Zaragoza

TRÁFICO

Las obras de la estación de Goya desviarán 10.000 vehículos

La construcción del nuevo apeadero, que comienza el 21 de junio en el cruce con Gran Vía, solo admite un carril por sentido. Las calles de Alférez Provisional, Marcial y Calatayud asumirán el tráfico afectado.

La avenida Goya sufrió ayer tráfico denso
Las obras de la estación de Goya desviarán 10.000 vehículos y seis líneas de autobús
OLIVER DUCH

Las obras de construcción del tranvía han llegado a su momento más delicado: el inicio de su convivencia con la construcción de la estación de cercanías de la avenida de Goya, que obligará a desviar unos 10.000 vehículos y seis líneas de autobús urbano (30, 40, 20, 35, 45 y 53). La ejecución de la infraestructura ferroviaria solo admitirá un carril de circulación en el cruce con Gran Vía y Fernando el Católico. Estas complicaciones para el tráfico se mantendrán al menos hasta finales de septiembre o principios de octubre.

Las obras de la estación, presupuestada en 38,4 millones y con 19 meses de ejecución, comenzarán el próximo 21 de junio. El inicio de los trabajos coincide con las vacaciones escolares, momento en el que se reduce de forma notable el tráfico en las horas punta. La nueva infraestructura se construirá bajo la avenida de Goya, entre las calles de Alférez Provisional y Cortes de Aragón.

Cruce con Fernando el Católico

No obstante, las máquinas empezarán a trabajar justo en el cruce de la avenida con Gran Vía y Fernando el Católico. Se ha elegido este lugar porque es donde se concentran las afecciones a la obra del tranvía. Allí se acometerán las excavaciones necesarias para construir el 'cajón soterrado' de la terminal y colocar cuanto antes la losa que permita instalar encima la plataforma tranviaria en la intersección.

La concejal de Servicios Públicos, la socialista Carmen Dueso, explicó que para minimizar las afecciones se ha decidido mantener dos carriles de circulación abiertos, uno por cada sentido. Pero desde el paseo de Sagasta solo se podrá circular en línea recta y ya no estarán permitidos los giros a la izquierda hacia Fernando el Católico.

Esta circunstancia obliga a establecer itinerarios alternativos para salir del centro y dirigirse al sur de la ciudad, tanto para los buses como para los vehículos particulares. Los conductores tendrán que tomar Alférez Provisional, cruzar Gran Vía para llegar a la calle de Marcial, que cambiará su sentido de circulación. Después se girará por la calle de Calatayud para después continuar hacia Baltasar Gracián y Arzobispo Apaolaza en dirección hacia el sur.

Los vehículos privados que lleguen desde la estación de cercanías del Portillo por Goya sí que podrán girar a la derecha hacia el paseo de Fernando el Católico. Esta situación se mantendrá hasta la segunda quincena de julio, cuando la calzada que se utiliza en la actualidad para salir de la ciudad se verá afectada por las obras.

Esto significa que tendrán que cambiar de recorrido unos 10.000 vehículos que se sumarán a los cerca de 35.000 que han tenido que buscar itinerarios alternativos para sortear las obras del tranvía. En total, desde el 21 de junio hasta la segunda quincena de julio, se alcanzarán los 45.000 coches desviados por las obras, el número más alto desde que se inició la construcción del tranvía.

Respecto a los autobuses, el itinerario alternativo será similar. Las líneas 30 y 40, en el sentido hacia el hospital Miguel Servet, ya estaban sometidas a desvíos por las obras del tranvía. Hasta ahora evitaban la zona de las zanjas por el paseo de Sagasta y Goya para retomar su itinerario habitual por Fernando el Católico e Isabel la Católica.

Ahora, desde Goya, tendrán que girar a la derecha por Alférez Provisional para seguir por Marcial, Calatayud, Baltasar Gracián y Arzobispo Apaolaza hasta la plaza del Emperador Carlos. Respecto a las líneas 20, 35, 45 y 53, no podrán tomar Fernando el Católico desde Goya como los vehículos privados, sino que deberán girar hacia Baltasar Gracián.

Carmen Dueso explicó que el plan de tráfico ya se ha presentado a diversos colectivos sociales y que se han editado 30.000 dípticos informativos para su buzoneo por la zona afectada. La responsable municipal aconsejó el uso de la Z-30 y Z-40 y la utilización del transporte público para reducir los problemas.

Etiquetas