Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

VANDALISMO

Incendian el portal de un edificio de Casetas y disparan contra la fachada

Nadie resultó herido, pero algunos vecinos fueron asistidos por crisis de ansiedad. La Guardia Civil ha abierto una investigación.

Un hombre señalaba ayer los disparos, junto al número 7.
Incendian el portal de un edificio de Casetas y disparan contra la fachada
OLIVER DUCH

Un extraño ruido sobresaltó ayer el sueño de los vecinos del número 7 de la calle de Galicia de Casetas. Estaban a punto de dar las cinco de la madrugada, por lo que llegaron a pensar que podía tratarse de una pesadilla. Sin embargo, al asomarse a la ventana, confirmaron que estaban bien despiertos. El portal estaba en llamas y subía un espeso humo negro por la fachada.

El suceso se produjo muy cerca del cuartel de la Guardia Civil, por lo que, cuando llegaron los Bomberos, los agentes ya estaban atacando el fuego con un extintor. Las llamas se iniciaron en el felpudo colocado a la entrada, pero estaban extendiéndose ya al resto del portal. De hecho, los daños materiales han sido importantes y ayer por la tarde ni siquiera funcionaba el portero automático.

La extinción del incendio fue rápida y no fue preciso desalojar el inmueble. Sin embargo, la ambulancia de Bomberos tuvo que asistir a algún vecino, afectado por una crisis nerviosa.

La sorpresa saltó por la mañana, cuando uno de los inquilinos descubrió lo que parecían ser cuatro impactos de bala. Uno de ellos había dejado un orificio en el cristal superior de la puerta y había impactado en la escayola del patio. Los otros tres estaban localizados en la fachada. La Guardia Civil regresó y confirmó que se trataba de disparos. Sin embargo, a esa hora, ya habían limpiado la calle y no pudieron encontrar ningún casquillo.

Los responsables de la investigación no se atreven todavía a relacionar el incendio con los impactos de bala, aunque tampoco lo descartan. En el bloque, están convencidos de que ambos hechos guardan relación.

Nada se sabe tampoco sobre la autoría, aunque una vecina de esta calle reconoció haber visto salir corriendo "a un joven, alto y con ropa clara". El móvil también es una incógnita, pero cobra fuerza el posible ajuste de cuentas.

Etiquetas