Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

El déficit de explotación y la caída de usuarios ponen en peligro la telecabina

Si el Ayuntamiento quiere que siga a partir de septiembre deberá asumir las pérdidas que genere. En 2009 fueron de 1,8 millones.

Ayer se montaron 265 personas en la telecabina, según datos facilitados por Aramón.
El déficit de explotación y la caída de usuarios ponen en peligro la telecabina
JOSé MIGUEL MARCO

La telecabina que llegó a Zaragoza antes de la Expo tiene un futuro incierto. Después de que el año pasado ya generara unas pérdidas de 1,8 millones de euros, esta temporada se augura aún más deficitaria, ya que el número de clientes está cayendo en picado. Con el contrato de explotación a punto de terminar (acaba en septiembre), el Ayuntamiento y la UTE Aramón-Leitner se tendrán que sentar para decidir el futuro de esta infraestructura: si el Consistorio quiere que la telecabina se quede en Zaragoza tendrá que comprometerse a asumir unas pérdidas que hasta ahora se ha echado sobre sus espaldas Aramón-Leitner. De lo contrario, las empresas podrán llevarse la telecabina de Zaragoza.

El Consistorio no tendrá fácil cumplir la promesa que hizo el alcalde cuando se subió a la telecabina por primera vez. "Se quedará en Zaragoza indefinidamente", anunció Belloch. Menos de dos años después, este equipamiento resulta ruinoso, por lo que el Ayuntamiento deberá pensar cómo relanzarlo si quiere que se quede en la ciudad.

La primera temporada tras la Expo (desde octubre de 2008 hasta septiembre de 2009), la telecabina tuvo casi 56.000 usuarios. Entre octubre y abril fueron 36.000 los viajeros que sobrevolaron el recinto de Ranillas. En el mismo periodo de esta temporada, la cifra ha caído hasta menos de 20.000 (45,7% de desplome). Si en 2009 las pérdidas de explotación, de gastos financieros y amortización de este equipamiento llegaron a los 1,8 millones, en 2010 la cifra podría aumentar considerablemente ante la caída de usuarios.

En la presente temporada la media de clientes diarios de la telecabina oscila entre 60 y 150, dependiendo de los meses, cuando tiene capacidad para llevar a 2.600 personas cada hora. "No lleva a ninguna parte", es la queja más habitual por parte de las personas que se montan, en referencia a lo alejada que se encuentra de los focos de atracción turística de la ciudad.

Fuentes de Aramón reconocieron que las pérdidas que genera la telecabina "no se pueden soportar" y emplazaron a las futuras negociaciones con el Consistorio para concretar el futuro de este equipamiento. "O el Ayuntamiento se compromete a restablecer el equilibrio económico-financiero todos los años, o desmontaremos la telecabina", señalaron las citadas fuentes.

Por parte del Ayuntamiento, el consejero municipal de Cultura y Grandes Proyectos, Jerónimo Blasco, valoró que la telecabina "es un buen servicio turístico que puede venir bien al parque empresarial", aunque dijo que "si la empresa nos pide ayuda para mantenerla, tendremos que estudiarlo".

Cinco euros ida y vuelta

La telecabina tiene unos importantes gastos de explotación (electricidad, personal...), de cargas financieras (por los créditos contraídos para su compra) y de amortización de la inversión realizada (que rondó en su día los 12 millones de euros).

En la actualidad, funciona los fines de semana y festivos escolares, desde las 11.00 hasta las 18.00 o las 20.00 dependiendo de la época del año. El precio es de 5 euros el billete si se elige hacer el viaje de ida y el de vuelta, y de 3,5 euros para hacer solo la ida. Hay descuentos para los niños, para los mayores de 65 años y para los que tienen el carné joven.

Etiquetas