Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

Ocho equipamientos del fondo estatal del año pasado siguen pendientes de estreno

La demora de las obras, del mobiliario o de los trámites administrativos retrasan la apertura de varios inmuebles municipales.

El Ayuntamiento de Zaragoza sigue acumulando edificios pendientes de apertura. A los que llevan meses de espera por problemas diversos (la Azucarera, los equipamientos de las esquinas del Psiquiátrico o el Museo del Fuego) se suman ahora inmuebles construidos o reformados gracias al Fondo Estatal de Inversión Local (FEIL) de 2009 y que, por distintos motivos, todavía siguen cerrados o en obras. En total, ocho instalaciones aún no están en funcionamiento.

 

Llama la atención el caso de la reforma del Mercado de San Vicente de Paúl, con la obra ya terminada, y que sigue a la espera de que se concreten algunos detalles del interior, como la instalación de las vitrinas y la organización de los detallistas en los puestos. Pese a que se anunció que en enero estaría en funcionamiento, después de diez meses cerrado no será posible la apertura hasta marzo, informaron fuentes municipales. Se han invertido 2,1 millones de euros.

 

El FEIL de 2009 previó la reforma de dos centros cívicos. Uno es el de Delicias, que con la primera fase ya terminada, espera que empiece la segunda, también con cargo al fondo estatal y que mantendrá en obras el edificio casi todo el año 2010. En total, se han invertido más de cinco millones de euros y este ejercicio se destinarán otros cinco. El centro cívico de Valdefierro, situado en la plaza de la Inmaculada y que ha recibido 1,8 millones del FEIL, va mucho mejor y está a la espera de que se corrijan algunas deficiencias de la obra para proceder a la apertura en una o dos semanas.

Escuelas del Casco y Delicias

Las escuelas infantiles, previstas en el Casco y Las Delicias, también aguardan su inauguración. La primera, que ha costado 2,5 millones y que es muy demandada por el barrio, tuvo que pedir un aplazamiento al Gobierno central por la aparición de un colector que no estaba en los planos. Ahora se está pintando el interior y completando los últimos acabados. Después habrá que instalar el mobiliario interior. La cocina se financiará con el FEIL de 2010 y supondrá 125.000 euros.

 

La de Delicias, construida en la calle de Asturias, ya está terminada, pero sigue pendiente del equipamiento interior. Esta semana el Ayuntamiento tiene prevista una visita. Según explicó el consejero municipal de Cultura y Grandes Proyectos, Jerónimo Blasco, las dos instalaciones estarán preparadas para el próximo curso.

 

Después de una rehabilitación que ha costado 538.000 euros, el Teatro del Mercado sigue pendiente de apertura. Aún faltan los 'dimmers', equipos que permiten el control gradual de la iluminación escénica, y la nueva climatización, que se financiarán con cargo al FEIL de este año. Estas obras complementarias costarán otros 140.000 euros.

 

Por otro lado, sigue a la espera el embarcadero de Vadorrey, que ha costado más de 700.000 euros. Las obras están finalizadas, pero el desinterés de las posibles empresas hosteleras que se podrían encargar de la concesión del restaurante, ha retrasado su apertura al público. El primer concurso quedó desierto y ahora se ha convocado otro con unas condiciones menos exigentes. Jerónimo Blasco aseguró que en breve se resolverá la licitación y que hay empresas interesadas, por lo que podría abrir al público en abril o en mayo, de cara al inicio de la temporada de la navegación fluvial.

 

Capítulo aparte merecen los equipamientos deportivos. El campo de fútbol del Rabal, donde juegan los equipos de La Jota y Vadorrey, es el más retrasado. Todavía no se ha puesto en servicio por problemas con el suministro eléctrico y está previsto que entre este mes y el que viene puedan celebrarse los primeros partidos. Las instalaciones del Actur, Almozara, Torrerramona y Oliver ya están en uso, pese a estar pendientes de acabados interiores.

 

Al margen de los campos, el FEIL de 2009 previó obras importantes en dos centros deportivos, que no se estrenarán hasta que se abra la temporada de verano: la reforma de las piscinas de la Bombarda, pendiente de algunas reparaciones, y las de Miralbueno, cuyos trabajos están finalizados.

Etiquetas