Despliega el menú
Zaragoza

ZARAGOZA

Detenido por pegarle varios puñetazos a un policía cuando mediaba en una pelea

Otro hombre sufrió un corte en la cara al ser atacado con un vaso de cristal en otra reyerta

ZARAGOZA. La madrugada del viernes, festividad de San Valero, resultó especialmente movida en las calles de Zaragoza, con numerosos casos de alcoholemia y dos reyertas con heridos. En una de ellas, la víctima fue precisamente un agente de la Policía Local, al que tiraron al suelo de varios puñetazos cuando intentaba mediar en la disputa.

Según informó ayer la central del 092, esta última agresión se produjo sobre la 4.30 en la confluencia calle de San Vicente Mártir con Francisco Vitoria. Una patrulla que circulaba por la zona observó que tres personas estaban enzarzadas en una pelea. Los municipales se apearon del vehículo e intentaron poner paz. Sin embargo, uno de los hombres hizo caso omiso de las indicaciones de los agentes y empezó a lanzarle puñetazos.

Como consecuencia de la agresión, el funcionario terminó cayendo al suelo. La persona que le atacó, de 39 años e identificada como Alfonso G. F., fue finalmente detenida por un delito de atentado contra un agente de la autoridad en el ejercicio de sus funciones.

No había transcurrido ni siquiera una hora desde la anterior pelea cuando la sala del 092 recibía un nuevo aviso por otra reyerta. En este caso, los hechos tenían lugar en la calle de Balbino Orensanz, en el barrio de Vadorrey. Según fuentes policiales, dos hombres mantuvieron una discusión en un bar de la zona y terminaron llegando a las manos. Durante la refriega, uno de ellos utilizó un vaso de cristal para atacar e herir el otro. Por esta agresión, la Policía procedió al arresto de Pascual P. G., de 35 años, al que se imputa un delito de lesiones.

Excesos de alcohol al volante

La madrugada festiva también se tradujo en tres detenciones por delitos contra la seguridad vial. En concreto, por excesos de alcohol al volante. El primero de ellos se produjo sobre las 0.45 en la Ronda de la Hispanidad de Zaragoza, donde Orlando C. S., de 33 años, fue interceptado cuando circulaba con una tasa de alcohol superior a la penalmente establecida, motivo por el que fue citado para juicio rápido.

Un cuarto de hora más tarde, una patrulla de la Policía Local daba el alto al conductor de un turismo en la plaza de España tras salir de un semáforo haciendo chirriar las ruedas. Al hacerle soplar en el etilómetro, los agentes comprobaron que esta persona, de 41 años e identificada como Isidro M. G., circulaba con una tasa de alcohol superior a la permitida.

El último arresto tuvo lugar a las 2.45 en el paseo de la Independencia, donde Javier Ignacio V. Z., de 53 años, dio también positivo en alcohol. Al superar la tasa penal (0,60 mg/l), también fue citado para juicio rápido por un delito contra la seguridad vial.

Etiquetas