Despliega el menú
Zaragoza

OCIO Y SALUD

Perder kilos y aprender inglés

Tras las fiestas navideñas, se empiezan a poner en práctica las buenas intenciones para el año. Gimnasios, clínicas de adelgazamiento o tratamientos para dejar de fumar viven en enero uno de sus mejores meses.

Varias personas hacen deporte en el gimnasio Club Millennium.
Perder kilos y aprender inglés
esther casas

Quién no ha deseado alguna vez que el uno de enero llegase para convertirse en una persona mejor? Más delgada, deportista, con amplios conocimientos de inglés, algún cero de más en la cuenta corriente y tiempo para los suyos. ¿Quién no ha escrito estos buenos deseos en un trozo de papel y lo ha guardado a buen recaudo? ¿Y quién no se ha dado cuenta doce meses después de que lo de ir al gimnasio no duró lo suficiente? Es la maldición de los propósitos de año nuevo.

 

Pero como suele decirse, la intención es lo que cuenta. Y enero es, sin lugar a duda, el mes de las intenciones. La psicóloga afincada en Zaragoza, María del Mar Sánchez, explica que "es normal que la gente se plantee propósitos cuando empieza el año porque esto supone que algo cambia y nos brinda la oportunidad de reformarnos a nosotros mismos también".

 

Una reforma que en muchas ocasiones empieza por fulminar los estragos que han causado las fiestas navideñas. Hacer más ejercicio y perder algunos kilos encabeza el 'top ten' de los propósitos de año nuevo. Alberto Roca, gerente del gimnasio zaragozano Club Millennium, reconoce que enero es uno de los meses con más matriculaciones. Aunque explica que hace un par de años este mes representaba un momento muy fuerte y que ahora, la cuota de matriculaciones se reparte más a lo largo de todo el año. La crisis afecta hasta a los propósitos de 2010.

 

No obstante, hasta el pasado jueves, este centro había registrado 127 matriculaciones. Una cifra que, según señala Roca, "no tiene nada que ver con las de años anteriores". Sin embargo, el gerente del club explica que en enero también se notan cambios entre los clientes antiguos: "Se plantean muchos más objetivos y aumenta la frecuencia con la que vienen. Si la media está en 2,8 veces a la semana, en enero sube a 3,8".

 

Teresa Gutiérrez se apuntó al gimnasio el año pasado para estas fechas. "Llevaba mucho tiempo sin hacer deporte y notaba que me estaba entumeciendo", comenta. Sin embargo, en los últimos meses lo había abandonado un poco. "Es que se junta todo: las vacaciones de verano, el Pilar, la Navidad...", se justifica esta mujer de 52 años. Así que esta semana se decidió a sacar la bolsa de deporte y a empezar de nuevo. "Ya verás la bronca que me echa mi monitor", bromeó a la puerta del gimnasio al que acude.

 

Quien también nota una mayor afluencia de clientes en su establecimiento es Angelines Roy, directora técnica del centro de adelgazamiento Siludermis. "En diciembre se produce un bajón de trabajo, todos los años. Pero en enero la gente vuelve a pedir información e, incluso, ya tenemos a personas que se encuentran en tratamiento", explica. Su principal objetivo: quitarse los kilos que han cogido durante las fiestas y ponerse a tono para el resto del año.

 

Para colaborar con los buenos propósitos, Angelines ha incluido unas tentadoras ofertas en sus tarifas de enero. A sus antiguos clientes les hace un descuento del 50% en uno de los programas, y a las personas nuevas, les ofrecen una sesión gratuita para que prueben el sistema.

 

Sin embargo, no todos confían en el poder de las buenas intenciones. A pesar de que aprender idiomas es uno de los clásicos de estas fechas, desde las academias de inglés aseguran que en enero no se notan más matriculaciones, tal vez porque para ellos, el momento álgido del año es el inicio del curso y la vuelta al trabajo tras el descanso estival. "Yo creo que esto de los propósitos es un poco mito", señalaron desde la academia Zaralengua.

 

Doce meses después

Pero, ¿qué queda de todo esto en diciembre? Todos coinciden en señalar que depende mucho de las personas. Sin embargo, el gerente del gimnasio Millennium asegura que en 2009, de toda la gente que se apuntó en enero, el 68% seguía en febrero, el 39% en abril. Tan solo el 20% acudía al gimnasio en diciembre. "El resto se va quedando por el camino, muchas veces por la falta de hábito y la falta de concienciación", apunta.

 

Sin embargo, todos coinciden también en la importancia de lograr lo que uno se propone. Aunque para conseguirlo conviene seguir una serie de consejos. "La gente no suele tener muy clara su meta. Habitualmente viene con objetivos inalcanzables, imposibles de lograr sin una larga trayectoria detrás", explica Roca. "Hay mucha gente que quiere resultados inmediatos sin esfuerzo", añade Angelines Roy.

 

Para la psicóloga María del Mar Sánchez, es fundamental plantearse un objetivo muy claro y concreto. Saber qué queremos cambiar y cómo. En este sentido, apunta que lo progresivo siempre es más fácil. "Ayuda mucho dividir el propósito en partes pequeñas que podamos ir cumpliendo poco a poco". Además, esta psicóloga también explica que "es mejor proponerse las cosas a lo largo de todo el año", no todas de golpe en enero. "Hay que hacerlo también en otras fechas que resulten importantes para la persona", señala.

Etiquetas