Despliega el menú
Zaragoza

MOVILIDAD EN ZARAGOZA

Los colectivos ciclistas piden precaución en los cruces con los nuevos carriles bici

Los giros a la derecha invaden las vías para bicicletas y crean situaciones de peligro.

Los nuevos carriles bici han supuesto un avance para la movilidad ciclista en Zaragoza, aunque están generando situaciones de riesgo por la falta de costumbre de vehículos, ciclistas y peatones. El cinturón ciclista que se ha construido alrededor del centro de la ciudad y que está a punto de inaugurarse ya es recorrido a diario por muchos ciclistas que, en algunos puntos, ven cómo su prioridad no se respeta, con el consiguiente peligro de sufrir accidentes.

Una de las situaciones de riesgo más comunes es la que se da en muchos giros a la derecha de los vehículos. Como se muestra en la foto superior, en los nuevos carriles bici -especialmente en los tramos de Goya y de Camino de las Torres- el espacio ciclista sigue recto cuando los coches tuercen hacia la derecha para entrar en alguna calle perpendicular a la principal.

A pesar de que la prioridad es del ciclista y de que los vehículos tienen una gruesa línea antes de llegar al carril bici, muchos conductores no se percatan de la llegada de los ciclistas y entran directamente. Si en ese momento pasa una bicicleta, el peligro es evidente. “Todos los que hemos recorrido este carril hemos tenido sustos con los giros, tanto los ciclistas como los automovilistas. Todos nos tenemos que acostumbrar”, señala Perico Ruiz, miembro de Pedalea.

El peligro en este tipo de giros se agrava en tramos como en el del Camino de las Torres, donde entre la calzada y el carril bici hay coches aparcados. Su presencia dificulta el que los vehículos que giran puedan ver a los ciclistas que llegan. Ruiz señala que “deberían eliminar la plaza que está más cerca del giro para mejorar la visibilidad”. “Es un peligro difícil de subsanar, pero está claro que los ciclistas debemos prestar más atención en estos puntos y los coches, acostumbrarse a mirar”, señala David Arribas, de Recicleta. Arribas señala que una solución sería “hacer los carriles bici por las medianas”.

Un carril ‘aparcamiento’

Otro de los problemas que se genera en los nuevos carriles bici es la cantidad de obstáculos con los que se encuentran los ciclistas. Cuando los vehículos giran para entrar o salir de una calle y atraviesan el carril bici, muchas veces se detienen y esperan a que se despeje el tráfico justo encima de la vía ciclista, en vez de hacerlo antes o después.

Además, los carriles bici se han convertido en un lugar habitual de paradas momentáneas de coches, como en otros puntos ocurre con las dobles filas. “La gente se tiene que sensibilizar, me imagino que poco a poco y si empiezan a poner multas...”, señala Perico Ruiz.

Uno de los puntos donde permanentemente hay coches detenidos encima del carril bici es en la puerta del taller de coches que hay en el paseo de María Agustín, frente a la iglesia del Portillo. En el tiempo de atención al público hay siempre cuatro o cinco coches encima de la vía ciclista. Un poco más adelante, en Anselmo Clavé, también suele haber vehículos mal aparcados en la entrada a la vieja estación de tren.

Además, estos días los obstáculos son abundantes por los trabajos de finalización de obra -a pesar de que tenía que estar terminada antes del 31 de diciembre-. En Anselmo Clavé y en la avenida de Goya hay equipos trabajando para terminar la zona del carril bici más cercana a la acera, con máquinas y contenedores que impiden el paso de los ciclistas. Además, aún falta por terminar de pintar la zona de Goya, donde hay que señalar la línea que separan los dos sentidos de circulación de las bicicletas.

En estas zonas tampoco se han colocado los avisos sobre el carril bici cuando atraviesan las marquesinas. En muchos puntos del cinturón ciclista las bicicletas deben pasar entre las marquesinas y la calzada donde se detienen los autobuses. Para tratar de evitar los sustos, se han puesto señales de ceda al paso en el carril bici y pintadas de ‘Mire bici’ para los peatones. Pese a ello, ya se han registrado varios accidentes.

Etiquetas