Zaragoza
Suscríbete por 1€

ZARAGOZA

Del Coso a las riberas, en bici

Sin hacer zigzag entre los peatones ni 'jugársela' entre los coches. Los ciclistas ya pueden dar un paseo en bicicleta desde las riberas del Ebro hasta las cercanías de la plaza de San Miguel. El Coso Bajo no ha podido resistirse a la moda de los carriles verdes que se ha extendido por toda la ciudad. Tampoco, a la de los 'armadillos' negros que separan la carretera de la zona destinada a las bicicletas. Sin embargo, mientras unos pedalean entusiasmados, otros todavía andan, o conducen, un poco confundidos.

"Yo vivo fuera de la ciudad y cuando vengo siempre me traigo la bici para moverme. Así que me parece muy bien que cada vez haya más espacio destinado a los ciclistas", comenta Tommy que acostumbra a montar en bici por el carril del Coso.

Otro ciclista se muestra igual de entusiasmado con el nuevo carril: "Es la primera vez que paso, pero me parece muy bien que conecten de esta manera las riberas con otras partes más céntricas de la ciudad", señala. "Ahora solo hace falta que hagan un carril por Independencia y Gran Vía", añadió.

Sin embargo, esta novedad también ha generado algo de confusión entre los habituales de la zona, acostumbrados al aspecto anterior de la calle. "La gente no está habituada y todavía hay muchos peatones que pasean por el carril de las bicicletas o que se paran a hablar en mitad de este", apunta Tommy.

Pero la confusión no solo llega de parte de los peatones. Los coches también han sido protagonistas de algún malentendido. La imagen de un vehículo aparcado en medio del carril bici ha podido verse estos días en el Coso. La vía aún no había sido pintada de verde y se camuflaba con el asfalto de la calzada. Sin embargo, a finales de la semana pasada, el carril ya presentaba un aspecto mucho más uniforme y perfectamente señalizado.

Según marca el mapa realizado por el Ayuntamiento, el proyecto de este carril discurría desde el cruce del Coso con la calle de Doctor Palomar hasta el paseo de Echegaray y Caballero, lo que suponía un trayecto de 220 metros. Sin embargo, la realidad es que este es mucho más largo y llega hasta el cruce con la calle de la Cadena.

La última reforma ha supuesto un gran cambio para esta calle. Hasta las obras acometidas, el Coso Bajo disponía de tres carriles, dos con dirección al paseo de Echegaray y Caballero, y uno hacia la plaza de España. La reforma ha dejado la calle con un único sentido de circulación (hacia las riberas), lo que hizo que algunas zonas del antiguo carril quedasen completamente muertas. Sin embargo, el color verde ha sido el encargado de dar a esta vía un nuevo uso.

Ampliación de la red

Este tramo forma parte de la nueva red de carril bici que, una vez terminada y unida a las zonas ya existentes, dotará a la ciudad de 92.897 metros de vías ciclistas. La del Coso Bajo juega un papel fundamental en el nuevo trazado, ya que conecta zonas muy frecuentadas por las bicicletas, como las riberas, con otros puntos más céntricos de la ciudad.

El nuevo carril parte del de Echegaray y Caballero, a la altura de la calle de Alonso V, y recorre todo el Coso Bajo. Sin embargo, este está llamado a mucho más. El Ayuntamiento tiene proyectado construir un carril bici a lo largo de toda la avenida de Miguel Servet. De esta manera, el del Coso estará conectado con el del Camino de las Torres y más adelante, con el de la Ronda de la Hispanidad.

Etiquetas