Zaragoza
Suscríbete por 1€

NUEVA FASE EN EL PROYECTO

Gran Vía afronta a partir de mañana siete meses de cierre total por las obras del tranvía

Las líneas 20, 45 y 53 se desviarán por Hernán Cortés, mientras que la 30 y la 40 circularán por Sagasta y Goya.

Las obras del tranvía de Zaragoza entrarán mañana en la fase de mayores afecciones para el tráfico. El cierre total de Gran Vía, en principio de siete meses, obligará a desviar cinco líneas de autobús que ya venían sufriendo cambios de itinerario para sortear las zanjas. Además, unos 14.000 vehículos se sumarán a los cerca de 20.000 que ya han tenido que recurrir a itinerarios alternativos para acceder al centro tras el cierre del eje que conecta Vía Ibérica con la plaza de Paraíso a través de Isabel la Católica, Fernando el Católico y Gran Vía.

 

El motivo del corte de la segunda calzada Gran Vía, en sentido salida de la ciudad, es la restitución de 404 metros de la estructura de hormigón que cubre el Huerva a su paso por el centro, obra incluida dentro de la construcción del tranvía. Las grúas que se utilizarán para retirar las losas y el trasiego de camiones son incompatibles con la circulación. Esta obra durará cinco meses, pero la apertura al tráfico se retrasará posiblemente otros dos a la espera de finalice la renovación de Fernando el Católico.

 

A partir de mañana, las líneas de autobús 20, 45 y 53 no girarán por Gran Vía en dirección a la plaza de San Francisco, sino que tomarán Hernán Cortés y el paseo de Teruel para llegar a Goya y, desde ahí, a su recorrido habitual por Fernando el Católico. El 30 y el 40 se desviarán por el paseo de Sagasta y seguirán por Goya para acceder a Fernando el Católico. Las líneas 42, 141, C3, C5 , C6 y N4 mantienen los desvíos actuales.

 

¿Y los vehículos privados? El Ayuntamiento de Zaragoza aconseja en primer lugar alejarse lo más posible de la zona de obras y optar por los cinturones (Z-30 y Z40). En el caso de no tener más remedio, lo más aconsejable es que los vehículos procedentes de la plaza de Europa circulen por el paseo de María Agustín hacia Anselmo Clavé para llegar a la avenida de Valencia o a Goya-Fernando el Católico. Desde Independencia, la mejor opción es girar hacia Sagasta y, desde ahí, dirigirse hacia la Z-30 o, en caso de no existir otra solución, a la avenida de Goya y a Fernando el Católico. El tráfico en los cruces del eje Vía Ibérica-Plaza de Paraíso se mantendrá abierto como hasta ahora.

 

El corte de Gran Vía, que se producirá a las diez de la mañana, se iniciará a la altura de la plaza de Paraíso y continuará hasta la intersección de con la avenida de Goya. El cruce transversal de Lagasca con Gran Vía se cerrará. Además de esta calle, Laguna de Rins, Marcial y Dato, quedarán sin salida a Gran Vía. No obstante, se permitirá la circulación desde Alférez Provisional hasta Doctor Cerrada y Ricla.

 

En cuanto a los garajes, se cancelará el acceso al del Bingo de Zaragoza, pero se podrá entrar a los aparcamientos del número 22 de Gran Vía y al de la Facultad de Económicas. Para los peatones, estarán abiertos los cruces de la plaza de Paraíso, la calle de Alférez Provisional y avenida de Goya. En un futuro, está previsto habilitar un paso de peatones a la altura de Laguna de Rins.

 

Con motivo del corte, ya se ha iniciado la colocación de carteles indicativos en la plaza de Paraíso, paseo de la Constitución, plaza de Aragón y paseo de Pamplona, así como en la calle de Marcial, para indicar que está cerrada su salida a Gran Vía. La sociedad responsable de las obras ha distribuido 20.200 trípticos informativos.

Etiquetas