Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

TRIBUNALES

Cuatro jóvenes que casi matan a otro evitan la cárcel pagando la indemnización

La víctima fue atacada con un bate de béisbol en el aparcamiento de la plaza del Pilar porque llevaba el mismo jersey que uno de sus agresores.

Diego Álvarez, Santiago Doménech y los hermanos David y Pedro Raúl García aceptaron ayer ser condenados a dos años de prisión cada uno por un delito de lesiones graves que causaron a Daniel R. G., a quien golpearon con un bate de béisbol y una escuadra de aluminio. La fiscalía accedió al acuerdo tras conocer que habían indemnizado a la víctima con unos 62.000 euros y pagado al Salud los 18.543 euros por los gastos de hospitalización y atención sanitaria del joven. Por su parte, la juez les otorgó la remisión de la pena -es decir, no irán a prisión- al comprobar que no tienen antecedentes penales, como solicitaron sus abogados Javier Notivoli y Carmen Cifuentes.

 

Los acusados se enfrentaban a cinco años de prisión cada uno por las graves lesiones que inflingieron a Daniel R. G., el cual sufrió un severo traumatismo craneoencefálico, con fracturas del techo orbitario derecho y del parietal izquierdo, así como un hematoma epidural y un foco contusivo cerebral. El joven estuvo 25 días hospitalizado, varios de ellos en coma, y tardó en curar un año. Como secuela le ha quedado una parálisis de la pierna y el pie izquierdo, que le limita para aquellas actividades que requieren una deambulación prolongada, o sobre terrenos irregulares.

 

El detonante de la brutal agresión fue una estúpida discusión que se originó entre dos grupos de jóvenes porque uno de ellos llevaba el mismo jersey que otro.

 

Los hechos se produjeron sobre las 5.00 del 2 de febrero de 2007, en el aparcamiento subterráneo de la plaza del Pilar. Minutos antes, el grupo integrado por los acusados (en el que, al parecer, había alguna persona más) y el formado por la víctima y sus amigos se habían encontrado en la plaza posterior al Juzgado de Guardia. Allí, un amigo de Daniel R. y Pedro Raúl García cruzaron unas palabras porque llevaban la misma camiseta a rayas. La frase fue : "Tienes algún problema". En un principio, el asunto quedó zanjado ahí. Pero poco después los hermanos Pedro Raúl y David García, junto con los otros dos acusados, bajaron al parquin. Según el fiscal, el primero iba armado con un bate de béisbol y otro con una escuadra de aluminio que habían cogido de unas obras. Al encontrar al otro grupo, comenzó una reyerta que culminó cuando los cuatro rodearon a Daniel R. G. y "de forma reiterada, cruel e indiscriminada, no dejaron de agredirle con los mencionados instrumentos, así como con patadas y puñetazos, provocando que cayera al suelo inconsciente", según el escrigo del fiscal. La paliza concluyó cuando llegó la Policía, lo que hizo huir a los agresores.

 

Posteriormente fueron identificados por las cámaras de seguridad del parquin y detenidos. Aunque al principio aseguraron que el bate de béisbol y la escuadra de aluminio los llevaban los amigos de la víctima, las grabaciones demostraron todo lo contrario

Etiquetas