Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

Los vecinos de Valdespartera tardan hasta 40 minutos en ir al centro de salud de Casablanca

Los pacientes se ven obligados a dar rodeos de varios kilómetros a causa de los obras del tranvía.El nuevo equipamiento sanitario va retrasado y no funcionará hasta 2010

Imagen que presenta actualmente el edificio que albergará el centro de salud de Valdespartera.
Los vecinos de Valdespartera tardan hasta 40 minutos en ir al centro de salud de Casablanca
MAITE SANTONJA

Hasta 40 minutos pueden tardar los vecinos de Valdespartera, Montecanal y los Rosales del Canal en llegar al centro de Salud que les corresponde, el de Casablanca. A la falta de equipamientos sanitarios más cercanos se une otro problema: las obras del tranvía. La situación parece que va a alargarse algunos meses más, ya que la inauguración del centro de salud de Valdespartera, que deberá acoger a los tres barrios, se retrasará hasta 2010. El resultado: largos trayectos, centros colapsados y malestar vecinal.

 

"Nos encontramos aislados de la zona de referencia sanitaria y farmacéutica", denuncia Alfonso Carlos Hermosilla, de la asociación de vecinos de Valdespartera. "Dependiendo de la hora y del tráfico, podemos llegar a tardar entre 40 ó 50 minutos en ir a Casablanca", añade. Los vecinos de esta zona tienen que coger la línea C3 hasta la plaza del emperador Carlos V (unos 20 minutos), esperar a que llegue un 20 o un 30 y volver a subir a Casablanca (en total, unos 15 minutos más). "Antes solo nos costaba 13", puntualiza Hermosilla.

 

Desde los Rosales del Canal el camino se alarga. "Podemos tardar hasta una hora en llegar al centro de Casablanca. Y si encima lo haces encontrándote mal...", comenta Aránzazu Pinilla, de la asociación de vecinos.

 

Pero una vez en el centro de salud la situación no mejora. "Está saturado", advierte la secretaria de la asociación de vecinos de Montecanal, Rosa Burgos. Este centro atiende a la zona de Casablanca y a los tres barrios que dependerán del centro de Valdespartera. Alberga 17.700 tarjetas sanitarias, según datos del departamento de Salud del Gobierno de Aragón. En tan solo tres años, esta cifra ha aumentado en 3.400 tarjetas. Y la población sigue creciendo. "En un año el vecindario de Valdespartera se ha multiplicado por dos", comenta Hermosilla.

 

"Este centro de salud se creó para tener cinco médicos, cinco enfermeras y dos administrativos", comenta la coordinadora de Casablanca, Dolores Minguez, que explica cómo han tenido que ir reordenando el espacio para poder adaptarse a la nueva situación. Pero los problemas no se quedan allí. La coordinadora señala que, al servir a una zona más amplia, también se amplía el área de visitas a domicilio. "La verdad es que se nos presenta un invierno un poco complicado y nos gustaría tener información acerca de si el centro de Valdespartera va a estar abierto o no para poder organizarnos", añade.

Otras soluciones

Algunos vecinos de Valdespartera han optado por una situación alternativa. Mercedes Oñate continúa visitando a su médico de Las Fuentes, el barrio en el que vivía antes. "Me hubiera cambiado a Casablanca -confiesa- pero no tiene ningún sentido conocer a un médico nuevo para volverme a cambiar a otro al cabo de unos meses, cuando abran el centro de Valdespartera".

 

Para la coordinadora de Casablanca, esta solución tiene dos caras. Son pacientes que no sobrecargan su centro, pero esto plantea problemas si solicitasen una visita a domicilio a su médico. Este tendría que desplazarse hasta una zona alejada que no le corresponde.

 

En las asociaciones de vecinos de Valdespartera y Montecanal, tienen muy claro cuál es la mejor solución: que inauguren el centro de salud de Valdespartera y que, al mismo tiempo, pongan un autobús que conecte con esa zona. "No existe ningún transporte público que nos lleve hasta allí", comenta Rosa Burgos. Lo que tarde en llegar esta línea de autobús está muy en el aire; el centro, esperan verlo abierto en 2010.

 

"Es muy triste que la apertura del segundo equipamiento de Valdespartera (después del colegio) se esté retrasando. Esta es una zona que se está expandiendo muy rápido, pero a la que no llegan los servicios", se queja Hermosilla. "El centro debería estar funcionando, aunque fuese con poca gente", comenta Carlos Fuentes, futuro vecino del barrio y médico de profesión.

 

El edificio ya está prácticamente terminado, hasta el cartel que dice 'Centro de Salud de Valdespartera' cuelga de la puerta. La empresa constructora está realizando la prueba de las instalaciones. Una vez que haya terminado, entregará la obra al Gobierno de Aragón, que se encargará de equiparlo y de convocar un concurso público para dotarlo de personal. Cuando entre en funcionamiento, el centro contará con dos áreas de atención primaria, una de diagnóstico y tratamientos y otra de fisioterapia y preparación al parto.

Etiquetas