Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

LOS VISITANTES DE ZARAGOZA

Turismo con denominación de origen

Los franceses buscan el contacto con la naturaleza, los italianos quieren juerga y los ingleses, comer bien. Los extranjeros que llegan a Zaragoza demandan servicios diferentes dependiendo de su procedencia, aunque casi todos coinciden en las visitas a los monumentos.

Qué busca el turista que viene a Zaragoza? La pregunta que se hacen los responsables turísticos y los empresarios del ramo tiene una respuesta poco concreta, si se busca una sola palabra: depende. El lugar de origen influye, y mucho, en las necesidades del visitante. Así lo asegura un estudio encargado por el Área de Turismo del Consistorio de la capital aragonesa, en el que se escrutan los perfiles de los extranjeros llegados a la capital aragonesa.

 

Si hay que dibujar el patrón de una visita extranjera tipo sería la de un grupo unas tres personas que llega en avión o en coche, que viene a pasar un par de días y que busca los valores culturales y monumentales de Zaragoza. Tras ese boceto básico, los perfiles definitivos de los extranjeros y de las actividades que realizan son muy variables.

 

Francia e Italia se disputan el puesto de primer país emisor de turismo a la ciudad. A pesar de que hay un vuelo diario desde París, los franceses llegan del sur del país y por carretera. Su perfil es variable, ya que hay familias con niños, grupos de jubilados y jóvenes estudiantes de excursión o viaje de estudios. Sin embargo, suelen coincidir en la curiosidad por el patrimonio de Zaragoza y por su naturaleza. "Van al Monasterio de Piedra, a los galachos de La Alfranca y de Juslibol, a las Cinco Villas...", explica Eugenia Ferrer, responsable de los servicios turísticos del Ayuntamiento.

 

Los italianos, en cambio, tienen intereses menos 'silvestres' y algo más 'golfos'. Del país transalpino aterrizan muchos jóvenes en busca de bares de copas y juerga nocturna. De hecho, hay un buen número de italianos que vienen a Zaragoza a pasar el fin de año. También llegan desde allí parejas de entre 40 y 50 años que pasan por la ciudad dentro de los circuitos culturales o religiosos.

 

Gran Bretaña es el tercer país emisor de turistas a Zaragoza, potenciado por los vuelos de Ryanair desde Londres. Los turistas son, generalmente, mayores de 40 años, y vienen en busca de buena comida y buenos vinos. "Quieren tener claro qué van a comer bien", explica Ferrer. Comida... y golf. Otro de los elementos que los caracteriza es que buscan campos donde, con mejor tiempo que en las islas, poder practicar su 'swing'.

 

Alemania es un mercado en crecimiento, y los turistas que llegan desde allí son, principalmente, jóvenes que quieren aprender castellano y parejas de unos 50 años que pretenden disfrutar del patrimonio, la tradición, la gastronomía y la naturaleza.

 

Además, hay dos mercados considerados como de gran potencial turístico: Portugal y los Países Bajos. Los lusos suelen ser parejas de mediana edad interesadas por la devoción a la Virgen del Pilar y por el estado del recinto de la Expo -Lisboa celebró la Exposición Universal en 1998-.

 

Bélgica y Holanda aportan cada vez más turistas gracias al vuelo directo de bajo coste desde Charleroi. Suelen ser parejas de unos 40 años que quieren ver el patrimonio de la ciudad y se interesan por su tradición religiosa.

 

Las visitas de extranjeros a Zaragoza siguen aumentando desde que terminó la Expo, según el Ayuntamiento. El primer fin de semana del Pilar las oficinas registraron un 35% más de consultas de visitantes de fuera de España. "Esto demuestra que Zaragoza continúa su progreso como destino internacional desde la Expo", señaló la concejala de Fomento y Turismo, Elena Allué.

Etiquetas