Zaragoza

ZARAGOZA

La asociación de afectados por las obras del tranvía critica la falta

Una cafetería y una academia de inglés situados en Gran Vía sufrieron ayer un robo. Reclaman medidas para impedir que se repitan actos delictivos en la zona

Los ladrones accedieron al local por el patio de luces.
La asociación de afectados por las obras del tranvía critica la falta
Juan Carlos aRCOS

La Asociación de Afectados por las Obras del Tranvía de Zaragoza (Atranza) reclamará al Ayuntamiento de Zaragoza más presencia policial y más medidas de seguridad en la zona vallada por las obras del tranvía ya que los robos se pueden cometer con mucha más impunidad que cuando había tráfico de personas y de coches por el sector.

 

Tan solo un día después de que hubieran advertido de este riesgo a la concejal de Servicios Públicos, Carmen Dueso, los delincuentes robaron en el interior del Café Antigua, en la Gran Vía, y en una oficina colindante. El asalto se cometió de madrugada, entre las 0.00 y las 5.00. Persona o personas desconocidas forzaron la verja de un patio de luces, al que saltaron desde una ventana, y rompieron las dos puertas de madera que protegían el local. Una vez en el interior, reventaron la caja registradora, vaciaron todos los cajones del local en busca de más dinero (se hicieron con la nómina de los empleados) y tiraron muchas cosas por el suelo. Además, aprovecharon que ya estaban dentro para intentar hacer un butrón en la pared y acceder a una oficina contigua. También robaron en las dependencias de la academia de inglés Peter Speak.

 

Al propietario, Eduardo Palma, le avisó del suceso la empleada de la limpieza cuando llegó para hacer su trabajo, sobre las 5.00. No obstante, cuando habló con una vecina le dijo que había oído un ruido muy fuerte sobre la 1.30, por lo que el robo se pudo cometer a esa hora. En los siete años que lleva abierto el local, esta es la segunda vez que entran a robar.

 

Eduardo Palma pertenece a la organización Atranza y ayer recordó que ya transmitieron a la concejal la sensación de inseguridad que tienen los vecinos del sector ya que, en cuanto anochece, por allí no pasa un alma. En el mismo sentido se pronunció el abogado de la asociación, Santiago Palazón. "Con las vallas oscuras y sin tráfico, esto parece una ratonera", dijo. A pesar de que en su reunión con Dueso el Consistorio insistió en que todo estaba planeado y bajo control, el letrado también mostró la preocupación de los asociados por cómo se van a resolver, cuando surjan, casos de emergencia, como un incendio o una urgencia médica.

 

Por todo ello, y conociendo los dos robos que se produjeron en la madrugada del miércoles, Atranza decidió celebrar anoche una reunión extraordinaria en la que, según adelantó Palazón, estaba previsto que decidieran presentar oficialmente ante el Registro General del Ayuntamiento quince preguntas sobre planificación de las obras. Estas preguntas ya fueron entregadas a la consejera Dueso de manera informal en la reunión del pasado lunes, pero la asociación desea obtener una respuesta oficial y por ello recurrirá a este procedimiento.

Etiquetas