Zaragoza

ZARAGOZA

El punto crítico de las obras del tranvía, sin actividad tras una semana de trabajos

La Vía Ibérica apenas registraba ayer movimiento de obra, mientras su corte causa retenciones en otras calles.

La Vía Ibérica, cortada al tráfico y sin máquinas ni obreros, ayer por la tarde.
El punto crítico de las obras del tranvía, sin actividad tras una semana de trabajos
JCA

Cuatro carriles cortados, dos abarrotados, una mediana levantada y ningún obrero. Este es el aspecto que a lo largo del día de ayer, en varias horas de la jornada, presentaba la Vía Ibérica. La zona señalada por el propio Consistorio como 'punto crítico' de las obras del tranvía no registraba movimiento de máquinas ni actividad que justificaran el corte de esta arteria que da entrada al centro de Zaragoza por el sur.

 

Mientras tanto, y desde primera hora de la mañana, las vías de circulación alternativas registraban un tráfico intenso, clásico de los lunes por la mañana pero agravado por las obras en el eje Gran Vía-Valdespartera. Fue especialmente intenso en San Juan Bosco con Cortes de Aragón, donde dos agentes de la Policía Local trabajaban desde primera hora para evitar que el sentido centro de estas dos vías se colapsara completamente. Lo mismo ocurría en Gómez Laguna, en Asín y Palacios y también en el paseo de Pamplona, donde entre las 8.00 y las 9.00, como señalaban fuentes de la Policía Local, se registraron importantes retenciones que solo remitieron pasada la hora punta.

 

En cuanto a los trabajos que se estaban realizando en Vía Ibérica, este periódico pudo comprobar ayer que ya se ha procedido a la retirada completa de la mediana en este punto, por la que en el futuro circulará el tranvía.

 

Tanto desde la sociedad Los Tranvías de Zaragoza como desde el Ayuntamiento aseguraron que la falta de trabajadores en este tramo de las intervenciones obedece a la organización interna de las tareas, y que si en los momentos que reflejan las fotografías no había obreros, se debe a razones dictadas por los responsables de la obra. Por contra, las fuentes de esta sociedad consultadas ayer recordaron que en este momento se trabaja en los tramos tres y cuatro de las obras y que hay 130 operarios y 30 máquinas dedicadas a lo largo de toda la jornada a estas tareas. Su jornada laboral abarca desde las 8.00 hasta las 19.00, aunque podrá modificarse en invierno por las horas de luz disponibles.

 

Por su parte, los vecinos de Casablanca representados por la Asociación de Vecinos que preside José Antonio Bergua reclamaban "que los trabajos de Vía Ibérica acaben lo antes posible y esta se abra para descongestionar el barrio". Precisamente es esta zona otra de las que más han notado el aumento de tráfico. "En un ejercicio de responsabilidad asumimos que los autobuses tendrán que pasar por algún lado -dice Bergua en referencia a la calle de la Vía-, pero estamos preocupados por la seguridad y por los atascos", explicó.

Etiquetas