Zaragoza

ZARAGOZA

Los vándalos incendian 9 contenedores en calles de Utebo, Casetas y Garrapinillos

La Policía todavía no ha detenido a los autores de los fuegos, registrados en apenas hora y cuarto.

La quema de contenedores volvió a convertirse la madrugada de ayer en el temerario entretenimiento de un grupo de vándalos, que llegaron a incendiar nueve de estos recipientes en apenas una hora y cuarto. Lo hicieron de madrugada, en el entorno de la carretera de Logroño. En concreto, en el municipio de Utebo, y en los barrios rurales de Casetas y Garrapinillos.

 

Según informaron los Bomberos, la primera llamada se produjo sobre las 2.21 y alertaba de un fuego en la calle de Cerler de Utebo. Cuando los equipos de extinción todavía trabajaban en este punto, se produjo un segundo aviso en la calle de Portugal. Seis minutos después, se alertaba de un tercer fuego en las inmediaciones.

 

La Policía Local de Utebo explicaba ayer que, por fortuna y a diferencia de lo que ocurre en algunos barrios de la capital aragonesa, este tipo de actos vandálicos no son habituales en la localidad. Los contenedores quemados son de carga lateral, idénticos a los que se usan ahora en Zaragoza.

 

La rapidez con que se desplazaron los vándalos -la Policía sospecha que pueden ser varios- apunta a que utilizaron algún tipo de vehículo -posiblemente ciclomotores- para desplazarse. Solo así se explica que a las 3.18 se avisara de una nueva quema en el barrio de Casetas. "Hemos ido de un lado para otro. Apagábamos un contenedor y las patrullas de la Policía nos guiaban hasta otro incendio", explicaban ayer desde la centralita del 080.

 

Los vándalos terminaron la noche en la calle Mayor de Garrapinillos, donde prendieron fuego a otros tres contenedores. "Del de papel, solo ha quedado la estructura metálica. Todo lo demás estaba completamente desintegrado", explicaba un vecino. Los dos recipientes laterales, también resultaron afectados y fueron sustituidos.

 

Los investigadores creen que, como es habitual en estos casos, se utilizó algún tipo de acelerante para que las llamas se extendiesen con mayor celeridad. Al parecer, junto a los últimos contenedores se halló un mechero de color verde, lo que podría ayudar a identificar a los autores.

 

A las 5.00, ardió otro de estos tanques en la calle de José Donoso de Zaragoza, pero no parece que este suceso este relacionado con los anteriores.

Etiquetas