Zaragoza

ZARAGOZA

Blasco ve cerca el acuerdo por el campo de fútbol, pero la DGA aún debate su participación

La construcción del nuevo campo de fútbol de Zaragoza, que tiene su ubicación fijada en el barrio de San José, sigue sin financiación y sin fecha de inicio de obras. El titular de Fomento y Deportes del Ayuntamiento de Zaragoza, Manuel Blasco, fijó ayer para octubre el acuerdo de financiación con la DGA. Sin embargo, fuentes del Pignatelli apuntaban que su participación "se está debatiendo internamente", y que no se sabrá hasta que se presente la Ley de Presupuestos, algo que no ocurrirá hasta después del Pilar.

Tras ello, habrá que convocar una reunión bilateral entre el Ayuntamiento y la DGA para negociar este asunto, entre otros, y llegar a un acuerdo. Pese a la premura, Manuel Blasco anunció ayer que esta firma se hará "durante el mes de octubre". "Un acuerdo depende de dos y siempre hay que preguntarle al segundo", dijo Blasco.

El consejero municipal indicó que han tenido unas cuantas reuniones con la DGA para ir perfilando el documento. Sin embargo, habrá que esperar a la citada Ley de Presupuestos para conocer si el Ejecutivo aragonés incluye partidas presupuestarias específicas para este concepto o se busca una vía alternativa de financiación. Según fuentes de la DGA, se están debatiendo las distintas opciones.

Cada una de las dos instituciones tendrán que aportar entre 50 y 60 millones de euros. El Ayuntamiento, según recordó ayer Blasco "ha apostado siempre porque la financiación pudiese ser a largo plazo y porque las instituciones no tuviesen que poner el dinero a toca teja el primer año".

126 millones de euros de coste

Según afirmó el consejero municipal, estos días se están produciendo "reuniones técnicas" en las que se están poniendo encima de la mesa las distintas opciones de financiación, "para que luego los políticos podamos decidir". Sin embargo, él se decantó por "los pagos aplazados, porque permitiría que parte de los rendimientos que se van a obtener de ese campo de fútbol sirvieran para financiar el propio campo".

Lo que dio por seguro el consejero municipal es que las obras no empezarán este año, como estaba previsto, a pesar de que el Consistorio ya tiene en su poder el proyecto definitivo del nuevo campo. "Los plazos siguen con un poco de retraso, pero desde el PAR siempre hemos dicho que de lo que se trata es que esta vez el campo no se estrelle", dijo Blasco. El consejero minimizó la importancia de este retraso: "Da igual empezarlo tres meses antes o tres meses después, pero tiene que estar bien pensado, bien materializado, con todo encima de la mesa y con todos de acuerdo".

Lo que sigue sin aclararse es la participación del Real Zaragoza, que de momento no está dispuesto a implicarse económicamente. "Falta ponernos de acuerdo con el Gobierno de Aragón y luego trabajar con el club para su incorporación", dijo ayer Blasco.

El nuevo campo de fútbol, diseñado por el arquitecto Joaquín Sicilia, costará 126 millones de euros y tendrá capacidad para 43.170 espectadores, 10.000 más de los que tiene la Romareda. Además, tiene la posibilidad de ampliarse a 50.000 con gradas supletorias.

Etiquetas