Despliega el menú
Zaragoza

TRANSPORTE

Los usuarios de la red metropolitana de bus tendrán un transbordo gratuito en Zaragoza

El Consorcio de Transportes pondrá en marcha la tarjeta única en noviembre, que servirá para las líneas urbanas e interurbanasEl soporte valdrá 2 euros y se podrá recargar en 400 puntos diferentes

La tarjeta se podrá utilizar en todas las líneas de autobús del entorno metropolitano que llegan a Zaragoza.
Los usuarios de la red metropolitana de bus tendrán un transbordo gratuito en Zaragoza
ESTHER CASAS

Los miles de usuarios de la red metropolitana de autobús tendrán un transbordo gratuito cuando lleguen a Zaragoza. Esta es una de las ventajas de la implantación de la tarjeta única -denominada 'interbus'- que el Consorcio de Transportes pondrá en marcha en noviembre, aunque estaba previsto que comenzara en abril. De esta forma, las más de 81.000 personas que viven en el entorno metropolitano de Zaragoza podrán coger el autobús que les lleva a la capital aragonesa y allí, montarse una vez en cualquiera de las líneas de Tuzsa y de los barrios rurales sin pagar el billete.

 

Todo con la nueva tarjeta, que se podrá utilizar tanto en los recorridos interurbanos como en los urbanos. Esta medida afectará a municipios como Villanueva de Gállego, La Puebla de Alfindén, Cuarte de Huerva, Alfajarín, Sobradiel, Torres de Berrellén, Villafranca de Ebro...

 

El precio del soporte -a modo de fianza- será de dos euros y luego habrá que recargarlo. Cada vez que se suba el autobús se le descontará el precio del viaje (cada línea y trayecto tiene tarifas diferentes). De momento, no está previsto que el pago con esta tarjeta incluya algún tipo de descuento como sí ocurre con la de Tuzsa, pero se ha dejado previsto en el sistema la posibilidad de instaurar abonos.

 

El Consorcio de Transportes ya ha llevado a cabo varias validaciones del sistema, aunque será a partir de la segunda quincena de octubre cuando se haga una prueba piloto en alguno de los corredores. Durará aproximadamente 15 días. Después, a partir de noviembre se irá implantando paulatinamente en las distintas líneas de autobús interurbanas.

 

Para entonces, ya se habrán habilitado los 400 puntos de recarga de esta tarjeta que, como mínimo, tendrá que haber en el área metropolitana y la capital aragonesa. El contrato ha salido a concurso por 99.972 euros. El criterio es que al menos exista un punto de venta en cada población (hay 29 en el área metropolitana) y más de uno en los municipios con más de 1.000 habitantes. Además, según fija el pliego de condiciones del contrato de la red de ventas, el 80% debe coincidir con los de venta de la tarjeta bus de Zaragoza.

 

Precisamente, el nuevo título también se podrá utilizar en la red de transporte de la capital aragonesa como la tarjeta bus, tanto para las líneas urbanas como las de los barrios rurales y tendrá las mismas ventajas que la de Tuzsa. Es decir, con el pago de un viaje se pueden hacer transbordos gratuitos durante una hora en los autobuses de Zaragoza.

Campaña de información

En cualquier caso, el Consorcio de Transportes ha organizado una campaña de información entre los usuarios para que conozcan las ventajas del nuevo título. En total, se fabricarán unas 15.000 tarjetas (ver diseño en foto adjunta). Según explicó el gerente del Consorcio, Antonio González, el objetivo es que "en un año, el 55% de los usuarios utilicen esta tarjeta".

 

"Al final la idea es que el criterio sea único y no haya diferencias entre viajeros", argumentó González. Uno de los retos todavía pendientes del Consorcio es la puesta en marcha del billete único.

 

El Consorcio ha adjudicado a Electronic Tráfic S. A. (única empresa que lo puede hacer) el contrato de adaptación del software de los equipos de billetaje de la red de autobuses urbano y de barrios rurales, es decir, en seis concesionarias (Tuzsa, Ágreda, Alosa, Automóviles Zaragoza y Samar Buil). El importe asciende a 40.086 euros.

 

Precisamente, hace unos meses, el Consorcio de Transportes acometió mejoras de horarios y frecuencias en las líneas de autobús de la red metropolitana para adaptarlas a las necesidades. Hay que tener en cuenta que la población de estos municipios se ha incrementado notablemente en los últimos años. Las mejoras suponen un sobrecoste anual de un millón de euros, que asume casi en su totalidad el ente público y que no tiene repercusiones en el precio del billete.

Etiquetas